PUBLICIDAD
    Natalben desarrollo
   
   

Qué es el TDAH y cómo influye en el niño y adolescente

El déficit de atención está en la base de este trastorno

 

Antes de comenzar a describir qué es el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) convendría definir qué es la atención. Podríamos hacerlo diciendo que es el proceso central implicado en el control y la ejecución de la acción capaz de seleccionar la información sensorial en cada momento y de dirigir los procesos cognitivos más complejos del niño.
 
 
     
  Un aspecto importante de la atención en el campo escolar es la capacidad de los procesos atencionales en el control de los comportamientos, aprendizajes, procesos cognitivos y en general en las actividades de la vida escolar. Y en los niños pequeños, la atención depende principalmente de la estimulación ambiental: un entorno rico en estímulos novedosos contribuirá a mejorar enormemente los procesos atencionales.  
     
 
 
En los adolescentes es muy importante el control por parte de los chicos de su propia conducta o aprendizaje. Y por ello, un ambiente emocionalmente estable, que se adapta a sus necesidades e integrado en su mundo emocional y social será fundamental en el manejo de la atención dirigida al comportamiento.
 
 
 

Problemas que plantean los niños y adolescentes con TDAH

 
El concepto de atención acarrea dos grandes procesos que se solapan y se integran en función de la conducta que se ha de realizar y que afectan directamente a los niños y adolescentes con este trastorno:
 
•    El primero es un estado neurofisiológico en el cual el sujeto mantiene un estado de activación cerebral, necesario para procesar cualquier tipo de información. Se trata de un proceso básico para el aprendizaje posterior y depende de cómo el niño haya dormido o lo cansado que esté.
   
•    El segundo consiste en orientar la atención en una dirección específica y es básico para el seguimiento de las clases. Depende principalmente de la motivación del niño hacia las tareas escolares.
   
    TDAH: cómo influye en el niño y adolescente
El primer proceso, independiente de los estímulos y del contenido efectivo de la ejecución que se realiza en cada momento, mantiene alto grado de automatización. La razón es que éste comienza constantemente y de forma paralela procesos en el procesamiento de la información, sin tener en cuenta el resultado final de los mismos  
   
El segundo proceso está dirigido a la respuesta en función del estímulo seleccionado. Ambos procesos son necesarios en la escuela. Y se necesita un nivel atencional y/o de vigilancia lo suficientemente alto como para que el segundo componente pueda elegir adecuadamente el tipo de información que se debe ejecutar: ambos procesos están alterados en los niños y adolescentes con TDAH.  
   
     
     

Qué alteraciones sufre el niño con TDAH

 
El trastorno de déficit de atención e hiperactividad básicamente está asociado con tres grandes alteraciones neurofuncionales:
 

Déficit de atención

  Se trata de una gran incapacidad del niño para mantener la atención durante segundos o minutos.
   

Hiperactividad

  Incapacidad para mantenerse quieto durante periodos de tiempo cortos, de tal forma que el niño pasa por un aumento exagerado de la actividad motora.
   

Impulsividad

  Falta de reflexión a la hora de llevar a cabo una acción. Los hiperactivos reaccionan de forma inmediata y descontrolada ante determinados estímulos: actúan sin pensar y sin medir las consecuencias de sus actos o palabras.
 
 
 
Tomas Ortiz Alonso. Catedrático Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica
Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid