Habilidades motrices del niño de seis años

El pequeño mejora el manipulado de objetos y la coordinación de movimientos

 
Los seis años marcan un periodo de grandes logros físicos y motrices. El niño de esa edad es capaz de seguir el ritmo de la música, de cambiar de dirección en el movimiento que realiza y de alternar rápidamente el tipo de actividad física sin perder comba. También mejora su rendimiento en las actividades que exigen mayor concentración y atención.
 
•    Es ahora más lento y en ocasiones hasta torpe, pero maneja y trata de utilizar las herramientas y materiales.
   
•    Con ojos cerrados supera una pista de obstáculos sin perder la dirección ni tropezar fuertemente.
   
•    Ejecuta siguiendo un ritmo, movimientos rápidos y lentos.
   
•    Supera una pista de obstáculos que exija alternativamente, correr, saltar, reptar, arrastrase...
   
•    Hace botar con las dos manos una pelota por encima de su propia estatura.
   
•    Anda sobre zancos, mantiene el equilibrio sobre la barra de 10 centímetros.
   
•    Coge con las dos manos un objeto que le han lanzado.
    Habilidades motrices del niño de 6 años
•    Baja una pendiente corriendo.
   
•    Da volteretas.
   
•    Altera conscientemente el tipo de movimiento.
   
•   Monta en bicicleta.
   
•   Salta a la comba.
   
•   Hace rodar un aro sobre una pista determinada.
   
•   Corta a lo largo de una línea.
   
•   Dobla, corta y pega cartón y papel siguiendo unos marcos.
   
•   Colorea una superficie sin rebasar el contorno.
   
•   Construye con fichas de construcción diversos objetos.
   
   
   
   
 

Cómo se desarrolla el niño de seis años

 
 
Nutrición infantil: niño de 6 años Comer de todo es el objetivo


Una dieta de 1.800 calorías al días es adecuada para los niños de seis años. También ellos deben seguir la pirámide nutricional. Es decir: cereales, frutas, legumbres y verduras en la base de la alimentación. Lo demás debe alternarse según las necesidades de los pequeños. Hay que tener cuidado con los azúcares refinados.

El niño en el colegio de 6 años

Aprender a leer y escribir


Los seis años son importantes por el aprendizaje escolar. Es la edad fijada para el comienzo de la lectoescritura. Empezar a leer y a escribir con cierta soltura es fundamental, la base para el aprendizaje posterior.