Estimulación auditiva en bebés y niños

Consejos para que los padres estimulen los oídos de sus hijos

 
Se debería proponer a los más pequeños un ejercicio diario de percepción de diferentes sonidos, tonos, ritmos, música, palabras complejas dichas despacio y también rápidamente y a prestar atención para diferenciar los distintos tipos de sonidos propios de la vida diaria.
 
 

Estimulación auditiva en el embarazo

 
Estos programas de estimulación auditiva, verbal y musical deben empezar lo antes posible; existen estudios que demuestran la eficacia de la música durante la gestación y la estimulación tonal de vocales mediante canciones en las primeras semanas de vida. También se ha comprobado científicamente la continua estimulación del lenguaje auditivo a lo largo de los tres primeros años en el desarrollo del cerebro del niño.

 

     
  La gran ventaja de la estimulación auditiva o multisensorial a estas edades es que los bebés y los niños tienen una predisposición para aprender mucho y rápido.

Por ello, la riqueza y progresión de los estímulos auditivos y verbales ayudan a conectar las neuronas. Esto aumenta al mismo tiempo la capacidad intelectual y, sobre todo, fomenta una mayor capacidad lingüística y una mayor comprensión de la realidad en la que se desenvuelve el bebé y el niño.

Y si la estimulación auditiva se lleva a cabo mediante un lenguaje cargado de expresiones y emociones positivas, aumentará la motivación y disminuirá el estrés del niño. El objetivo es mejorar y armonizar el desarrollo cerebral.
  Estimulación auditiva en el embarazo
     

 

Sonidos, lenguaje y música a diario

 
Los padres deberían organizarse para que el niño desde bebé disfrutase diariamente de estímulos auditivos tales como sonidos, lenguaje, música. Así, el pequeño va conociendo e identificando los mismos para que poco a poco adquiera y organice la información en categorías (sonidos de  campanas y sonajas, tambor o cascabel) que permitan, además, que el niño pueda orientarse hacia el ruido o sonido, pueda verlo, mirarlo y posteriormente reconocer los sonidos y orientarlos en el espacio.
 
 

Voces y caras de los padres, claves del estímulo

 
Escuchar la voz de la madre o del padre es vital en esta etapa de la vida porque al escuchar la voz, puede ver los labios de quien habla y adquiere una gran capacidad para el reconocimiento de las expresiones faciales y de las emociones sociales, tan necesarias para el desarrollo de la conducta social.
 
 

Repetición de palabras y expresiones

 
Los padres tienen que saber que la estimulación auditiva del niño es una parte muy importante para el desarrollo de su lenguaje y de su capacidad de comunicación futura.

 

     
  ¿Cómo estimular el oído del bebé?  
     
  Mediante una pronunciación exagerada y la creación de un diálogo partiendo de preguntas repetitivas, dirigiéndose al bebé o al niño siempre cara a cara. Hay que intentar que los estímulos auditivos, verbales o musicales sean novedosos.  
       

 

Los padres han de tener en cuenta que el oído derecho es ligeramente más sensible que el izquierdo en los tres primeros meses de vida y, por ello, es aconsejable que utilicen estímulos auditivos en ambos oídos. La estimulación del lenguaje desde el nacimiento es una forma de estimulación que mejora el desarrollo cerebral de forma significativa.
 
 

Cómo hablar al niño

 
Se ha comprobado que los niños con madres habladoras muestran mayor facilidad de palabra y un mayor rendimiento cognitivo. El estímulo verbal que da la madre o el padre a su hijo es tan importante para su desarrollo como la propia alimentación.

A medida que el niño va creciendo, los padres deberían hablarle en diferentes tonos de voz, de ritmos y desde distintos lugares: cerca, lejos, de un lado, del otro, cuidando de no olvidar nunca la comunicación cara a cara.
  Cómo hablar al niño
   
   

Reforzar los gorjeos y vocalizaciones

 
En cuanto al lenguaje no verbal, los padres deberían favorecer los gorjeos o vocalizaciones que emiten los niños, repitiéndolos para que el bebé se refuerce y los vuelva a emitir. Es un buen comienzo para beneficiar el lenguaje verbal y la comunicación con los padres. Deben utilizar objetos cotidianos para dar un entrenamiento auditivo como el teléfono, timbre de la puerta, diferentes ruidos de la casa con platos, cucharas, sonajeros...
 
 

Canciones populares y niños

 
Aplicación práctica, dirigida sobre todo a la familia. Si el niño convive en un entorno de estimulación musical, en especial con música de canciones populares, muy asociadas con tonos relacionados con el lenguaje, se favorecerá el aprendizaje posterior. Entre otras razones, porque la música va a favorecer la motivación, debido al ritmo, tonos, variedad auditiva estimular, capacidad de repetición y diversidad en la intensidad y frecuencias tonales, elementos importantes en los procesos de aprendizaje y consolidación de la memoria.
 
 

Estimular al niño con la música de Vivaldi y Mozart

 
Dentro de la variedad de estímulos musicales, las canciones populares de nana y la música suave como la de Vivaldi y la de Mozart son las más adecuadas. Los padres deberían poner música diariamente y de forma regular con un volumen bajo para evitar lesionar la vía auditiva del bebé.
 
  Propuesta de estimulación auditiva en función de la edad
 
     
  Estímulos musicales para el bebé Estímulos musicales
     
  Estímulos verbales para el bebé Estímulos vocales y verbales
     
  Estímulos auditivos para el bebé Estímulos auditivos y lingüísticos