¿Sabes cómo es un desayuno saludable?
 
 
 Desayuno para el niño en edad escolar
 

 

    PUBLICIDAD
    Natalben desarrollo
   
   

Consejos de crianza positiva para niños de 6 a 8 años

Hay que decirles qué es lo correcto, pero siempre de buenas maneras

 

         
    Entre los 6 y los 8 años, tu hijo sienta las bases para el éxito en la escuela, con las amistades y su propio carácter.

Los años preadolescentes están a la vuelta de la esquina. Disfruta de esta etapa dulce con ellos.

El niño comienza a dar forma a su comportamiento fuera de casa influido por los compañeros de clase o los amigos del vecindario.

Empieza a construir una relación fuerte con tu hijo para que se consolide en la adolescencia a través de la llamada crianza positiva. El castigo severo es destructivo para la relación con tu hijo y al final provoca que se comporte peor.
  Consejos de crianza positiva para niños de 6 a 8 años
   
       
 
 
Es hora de establecer hábitos familiares para fomentar la unión entre padres, hijos y hermanos: reuniones con la familia, salir a pasear en bicicleta todos juntos, acompañar a papá a la compra, ir de excursión o cualquier otra actividad entretenida. Si tú les pides algo con amor (la base de la disciplina o crianza positiva), ellos te responden con cariño. Encuentra la manera de decirle todo en positivo, aunque se trate de algo negativo. Esto no significa que cada vez que lloren se salgan con la suya.
 
 
     
  Pero si aportan argumentos razonables y con buen humor, ¿por qué no dejarse convencer? A esta edad, enséñales a resolver sus problemas y sus habilidades de negociación. ¿O es que quieres que solo atiendan a órdenes y amenazas? Merece la pena que lo intentes todo en positivo, variando tu enfoque sobre cualquier situación. ¡Ponte las gafas positivas y tira las negativas a la basura!  
     
 
 
 

Crianza positiva: consejos para el desarrollo de niños de 6 a 8 años

 
Los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Estados Unidos) recomiendan aplicar estos consejos de disciplina positiva para la crianza de niños de estas edades:
 

Controlar la ira, mostrar cariño

  Sustituye la ira por el afecto y el amor. Valora cuándo ha alcanzado algún logro.
       

Cada vez más autónomos

  Fomenta su responsabilidad. Dar libertad ayuda a esto. Una buena manera es que ayude en las tareas rutinarias de la casa, como poner o quitar la mesa, hacer su cama, recoger su cuarto...
       

Hablar de sus cosas importa

  Consejos para el desarrollo de niños de 6 a 8 años
  Conversa con tu hijo sobre todo lo que a él le importa más en este momento: los amigos, el colegio. Y, de paso, hablad de cómo le gustaría que fuera su futuro, la importancia de ayudar y respetar a los demás.  
     

Marca objetivos estimulantes

 
  Ponle metas alcanzables a esta edad, así se sentirá orgulloso cuando las haya logrado y le dará una buena dosis de confianza (y le ayudará a depender menos de la aprobación y el reconocimiento de los demás).  
     

Paciencia: todo lleva su trámite

 
  Incúlcale la paciencia como virtud, tanto para esperar su turno como para hacer los deberes, antes de ir a jugar… En la vida hay que esperar muchas colas y hay que trabajar la paciencia desde pequeños.  
     

Las normas se cumplen

 
  Cuando las reglas están claras, no hay lugar para la confusión. Los límites son necesarios para que sepan cuándo su comportamiento es correcto y cuándo no. Eso sí, no te saltes a la torera las normas, respétalas siempre.
       

Planes en familia

  Planea actividades para toda la familia. Y participa en las organizadas por su colegio. Habla con sus profesores para ver en qué puede mejorar, qué metas debe alcanzar y cómo trabajar para lograrlas.
   

Leerle cuentos no es solo para bebés

  Continúa leyéndole todo lo que puedas, una actividad que se recomienda desde bebés. Alterna tu lectura con la suya. Le gusta que le escuches tú a él. Felicítale por su buena lectura, así le animas a leer más.
   

Señalar qué es lo correcto

  La disciplina debe estar basada en la protección no en el castigo. Si le dices por qué eso no debe hacerlo, dile también cuál hubiera sido lo correcto
   

Lo bueno, siempre primero

  Felicita su buen comportamiento. Elogia los actos positivos más que resaltar lo negativo.
   

Resolver conflictos en grupo

  Prepárale para enfrentarse a problemas, fomentando que los resuelva él solo, por ejemplo los desacuerdos con otros niños o la distinta opinión con el hermano.
   

¡A socializarse!

  Motívale para practicar algún deporte en equipo u otras actividades en grupo.
 
 

Marta Villalba