PUBLICIDAD
    Natalben desarrollo
   
   

Cómo funciona el cerebro de un niño con TDAH

El trastorno se hereda con frecuencia si lo sufre un progenitor

     
Hoy todos los padres deben tener claro que el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) tiene una base neurobiológica asociada con disfunciones cerebrales tanto estructurales como neurofuncionales.

Los
déficits en la conducta que manifiestan estos niños -déficit de atención continuada, hiperactividad, alteraciones en el proceso perceptivo motor, labilidad emocional o alteraciones del aprendizaje escolar- no pueden atribuirse exclusivamente a aspectos ambientales, malas relaciones sociales o alteraciones emocionales en su relación familiar o social.
  Cómo funciona en cerebro de un niño con TDAH
Tomas Ortiz Alonso
Catedrático Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica
Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid
 
 
 
 
Existen múltiples estudios neurobiológicos neuroquímicos, genéticos, de neuroimagen o neurofuncionales que tratan de explicar esta enfermedad cognitivo-social cada vez más común en nuestra sociedad.  Algunas de las conclusiones de estos estudios podríamos aglutinarlas en los siguientes puntos:
 
•   Factor genético o porcentaje de heredabilidad del TDAH
   
•   Disfunción dopaminérgica: disfunciones de la dopamina y otros neurotransmisores en niños con TDAH.
   
•   Alteraciones cerebrales estructurales: funcionamiento deficiente de ciertas zonas del cerebro.
   
•   Disfunción fronto-estriada: alteraciones en dicha parte del cerebro.
   
•   Disfunción cortical-posterior: esta zona cerebral también puede estar "tocada" en un niño con TDAH.
   
•   Otras disfunciones cerebrales.
   

 

 

Factor genético del TDAH

 
La conclusión de la mayoría de los estudios demuestra que podemos hablar de una heredabilidad media de un 76 por ciento. Esto indica que las influencias ambientales tienen muy poca incidencia en el desarrollo de esta enfermedad cognitivo-social. Se estima que existe un riesgo de padecer TDAH infantil de entre dos y ocho veces mayor en niños cuyos padres sufrieron hiperactividad en la infancia.
 
 

Padres que sufrieron TDAH infantil

  Padres que sufrieron TDAH infantil
Diferentes estudios sobre heredabilidad de este trastorno confirman que padres con TDAH infantil tienen probabilidades de hasta un 84 por ciento de que al menos uno de sus hijos presente TDAH y el 52 por ciento de que  al menos dos hijos estén afectados.

En estudios sobre niños adoptados también confirma la importancia de la heredabilidad familiar del TDAH al encontrarse que un 7,5 por ciento niños adoptados cuyos padres biológicos presentaban dicha enfermedad frente al 2 por ciento de los padres adoptivos

 

Hermanos gemelos, más posibilidades de tener TDAH  

Hermanos gemelos, más posibilidades

Numerosos estudios con familias y con hermanos gemelos han demostrado que una elevada prevalencia del TDAH en niños con familiares que han padecido este trastorno. Por otro lado, los resultados de estas investigaciones demuestran que el riesgo de que un niño pueda tener TDAH si uno de los padres lo presenta oscila entre un 60 y 90 por ciento de los casos.

Y diversas investigaciones con hermanos gemelos han confirmado un alto grado de heredabilidad del TDAH, al encontrar que existe una probabilidad de un 80 por ciento de ambos padezcan trastorno de déficit de atención con hiperactividad.
     

 

Estudios para confirmar el fáctor genético

  Fáctor genético del TDAH
Por último, y para evitar que los estudios familiares estuviesen condicionados por algún tipo de sesgo en la identificación de los síntomas de TDAH, se hizo un estudio comparando los síntomas de sujetos hiperactivos que tenían padres con TDAH, con otros con pacientes hiperactivos que no tenían familiares con dicha enfermedad. Pues bien, los expertos comprobaron que no existían diferencias entre ambos grupos.

Todo ello apoya la idea de la transmisión familiar del trastorno de déficit de atención con hiperactividad