Aparato respiratorio: Desarrollo embrionario

La formación de los pulmones en el útero materno

 

     
  La formación del aparato respiratorio se inicia en la tercera semana de vida intrauterina, cuando el embrión sólo mide unos 3-4 milímetros de longitud. Se forma a partir del tubo digestivo. Primero aparece una pequeña evaginación o divertículo en la pared anterior del intestino, a la que se denomina hendidura laringotraqueal.  
     
     
Esta evaginación no tiene forma de dedo de guante, sino que en las primeras fases se observa una amplia comunicación entre los aparatos digestivo y respiratorio en desarrollo.

Este espacio va desapareciendo progresivamente al irse formando  un tabique que los independiza.
  Aparato respiratorio: Desarrollo embrionario
 
Dicho tabique se denomina traqueoesofágico, se extiende a lo largo de la evaginación  en sentido cráneo-caudal (de la cabeza a los pies), y va a independizar el primitivo dispositivo respiratorio del esófago.

Al mismo tiempo se van separando cada vez más, manteniendo una única comunicación en la porción más superior que conocemos con el nombre de orificio laríngeo primitivo, único punto, en el nivel de la futura laringe, donde se va a mantener el contacto de la luz digestiva con la respiratoria.   
 
El intestino anterior se ha separado en dos porciones: una anterior, que corresponde al esbozo respiratorio y otra dorsal o posterior, que va a dar lugar al esófago. En este momento del desarrollo, el futuro aparato respiratorio está formado por un verdadero fondo de saco, en donde encontramos:
 
•   En primer lugar, y ocupando una posición más superior, el esbozo laríngeo.
   
•   El cuerpo del saco laríngeo que corresponde al esbozo traqueal y ocupa una posición media.
   
•   Ocupando la porción más inferior, la parte correspondiente al fondo del saco y que va dar lugar a los pulmones. Es la bolsa pulmonar o divertículo pulmonar.
   
A continuación se realiza una división (docotomía) a nivel del fondo de saco pulmonar que es el esbozo de las bolsas pulmonares. De forma bilobulada, se transforma en las yemas pulmonares. Este proceso tiene lugar cuando el embrión cumple alrededor de las cuatro semanas de desarrollo.