Cómo se produce la rinitis alérgica en niños

Signos y síntomas de la enfermedad en la edad infantil

 

¿Cómo funciona la nariz?

 
El tracto respiratorio superior parte de dos cavidades nasales, separadas una de otra por un plano sagital (perpendicular al suelo), denominado "septum nasal". Estas cavidades se encuentran dentro de un marco osteocartilaginoso que se extiende hacia la parte anterior y forma la nariz. Las cavidades nasales se comunican se comunican con los senos paranasales, espacios aéreos localizados en los huesos adyacentes. Una de las enfermedades de este órgano es la rinitis alérgica, que también afecta a los niños.   Rinitis alérgica en niños

Dr. Santiago Rueda Esteban
Servicio de Pediatría. Unidad de Neumología infantil
Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
     
     
El cometido de la nariz es preparar el aire para que llegue en perfecto estado al pulmón, que es la entrada del aparato respiratorio. ¿Y cómo lo hace? La respiración nasal filtra, calienta y humidifica el aire que se inspira. Éste debe llegar caliente a los pulmones, filtrado de partículas nocivas y con humedad suficiente, cosas que no suceden cuando respiramos por la boca. Por ello, es importante mantener una buena respiración nasal y mantener a raya la inflamación nasal con el tratamiento adecuado.
 
Las funciones citadas anteriomente no se garantizan cuando la respiración es bucal. Las enfermedades de la nariz, como la rinitis alérgica en niños, alteran estas funciones y determinan un empeoramiento de las enfermedades de las vías respiratorias bajas, o incluso un mayor riesgo de padecer estas afecciones, por lo que el tratamiento de la inflamación de la mucosa nasal puede repercutir en un mejor control de las enfermedades de la vía respiratoria.
 
 

¿Qué es la rinitis?

 
 
     
  La rinitis es una inflamación del recubrimiento interno de la nariz –la llamada mucosa nasal– y que acompaña al asma con gran frecuencia  
     
 
Tanto es así, que los estudios científicos muestran que casi tres de cada cuatro personas con asma sufren de rinitis. Puede asociarse a rinosinusitis aguda o crónica, que son inflamaciones de los senos paranasales, cavidades internas situadas en los huesos de la cara, que desembocan en la nariz (fosas nasales).
 
 

Tipos de rinitis en niños

   

Rinitis infecciosa

  Puede ser aguda o crónica. La forma aguda suele estar causada por una infección vírica, a veces seguida por una sobreinfección por bacterias. A veces está potenciada por algunos factores mecánicos como desviación del tabique nasal, cuerpos extraños intranasales o hipertrofia adenoidea (las llamadas "vegetaciones").
   

Rinitis alérgica

  La alergia es una respuesta desproporcionada del organismo ante una sustancia, llamada alérgeno, que para otras personas es inofensiva. Para que se produzca la reacción es necesario que el organismo esté sensibilizado, es decir, que sea capaz de reaccionar frente al alérgeno porque tiene anticuerpos de tipo inmunoglobulina E (Ig-E).
   
  Para diagnosticar la rinitis alérgica en niños, debe cumplir los siguientes criterios: identificación del alérgeno causante, relación causa-efecto entre la exposición al alérgeno y la presencia de los síntomas e identificación del mecanismo inmunológico implicado (presencia de anticuerpos de tipo Ig-E contra el alérgeno al que está sensibilizado).
   

Otras formas de rinitis

  Alteraciones de la mucosa nasal, medicamentosa…
   
  Nos centraremos en la rinitis alérgica, por su frecuencia y sus repercusiones. Se estima que afecta al 20-40 por ciento de los niños de las sociedades más desarrolladas.
   
 

¿Por qué aparece la rinitis alérgica en niños?

 
El tracto respiratorio es el sistema que con más frecuencia se ve afectado por enfermedades alérgicas durante la infancia. Los procesos alérgicos requieren una sensibilización previa del individuo frente a la exposición a alérgenos y durante un período determinado. Este proceso de sensibilización se produce en los niños entre los dos y los diez años de edad para los alérgenos ambientales. El revestimiento de las vías aéreas superiores está expuesto diariamente a alérgenos ambientales, lo cual da lugar a fenómenos y respuestas mediadas por el sistema inmunitario y es responsable de las manifestaciones clínicas de la rinitis alérgica.
 
Aunque la rinitis no es una enfermedad hereditaria, para padecer rinitis hay que nacer con una predisposición genética y entrar en contacto con sustancias que provocan inflamación de la mucosa nasal como, por ejemplo, pólenes, ácaros del polvo doméstico, hongos o pelo de animales.
 
Esto quiere decir que si una persona, tiene a su madre, padre o algún hermano con asma y/o rinitis, presenta un riesgo mayor de desarrollar rinitis, pero no lo tendrá necesariamente. Asimismo, las personas con alergias, o cuyos familiares padecen alergias o rinitis o eccema tienen más posibilidades que otras personas de sufrir rinitis La rinitis alérgica es excepcional en menores de dos años. Por el contrario, su frecuencia comienza a aumentar de forma gradual a partir de los cuatro años.
 
Se produce cuando un agente externo –casi siempre polen, ácaros o epitelios de animales– entra en las fosas nasales y es rechazado por la mucosa de la nariz, desencadenando un estornudo. Además, este agente irrita las terminaciones nerviosas de la fosa nasal, lo que ocasiona picor nasal y una estimulación de las glándulas que producirían moco (secreción o goteo nasal).
 

 

 

Signos y síntomas de la rinitis alérgica en niños

 
Signos y síntomas de la rinitis alérgica en niños   La rinitis alérgica en niños es una enfermedad con una evolución variable que habitualmente tiene períodos libres de síntomas, seguidos por otros de agudización de intensidad variable. Los síntomas más comunes de la rinitis alérgica son congestión nasal, rinorrea, estornudos en salvas y picor nasal.

La congestión y obstrucción nasal producen dificultad ventilatoria nasal con respiración bucal, voz nasal y pueden dar lugar secundariamente a alteraciones en el desarrollo facial y maloclusión dental. .
     
Síntoma de la rinitis alérgica en niños es el picor nasal, que ocasiona el frotamiento de la nariz. Cuando se realiza de forma intensa y sobre todo por la noche, conduce a erosiones en la mucosa de la nariz y a la aparición de sangrados, que alarma a los padres cuando se despierta el niño por la mañana con la ropa de la cama manchada de sangre. Muchos pacientes realizan una maniobra característica de frotamiento nasal con la palma de la mano elevando la punta de la nariz que se conoce como "saludo alérgico". La congestión y el picor nasal producen un gran malestar en el paciente que realiza muecas y sobre todo ruidos respiratorios de inspiración, como "sorbiendo" las secreciones nasales, que ocasiona un cierto rechazo en las personas de su entorno.
 
Además de estornudos, prurito, rinorrea y congestión nasal, los niños con rinitis alérgica más importante pueden presentar respiración ruidosa, carraspeo repetido, ronquidos nocturnos y pérdida del gusto y del olfato. En los niños con edad preescolar, la rinitis alérgica y el asma son difíciles de diagnosticar, ya que a menudo los síntomas se confunden con los de la rinitis infecciosa. Sin embargo, si los síntomas persisten durante más de dos semanas, debe buscarse otra causa que no sea la infecciosa.
 
Los síntomas de rinitis y catarro son muy parecidos, pero se diferencian en la duración. El catarro común se soluciona en pocos días con analgésicos y la rinitis alérgica es repetitiva y precisa de tratamiento específico.
 
 
     
  Cuando el paciente presenta un taponamiento nasal muy marcado, con voz nasal o de nariz, debemos pensar en la posibilidad de una poliposis nasal, aunque es una patología infrecuente en la población pediátrica. Los pólipos son unos quistes que salen de los senos paranasales y ocupan las fosas nasales. Esta ocupación produce dificultad para respirar por la nariz y, muchas veces, pérdida o disminución de olfato.