Flora intestinal: Probióticos
 
Flora intestinal equilibrada
 

Ácido fólico

Vitamina B9, necesaria para la formación de ADN

 

   
   
•   Absorción del ácido fólico
•   Funciones del ácido fólico
•   Déficit del ácido fólico
•   ¿En qué alimentos podemos encontrarlo?
•   Requerimientos diarios
•   Toxicidad del ácido fólico
   


 

¿Qué es el ácido fólico?
 
Ácido fólico es el nombre por el que también se conoce a la vitamina B9 que pertenece al complejo vitamínico B, todas ellas vitaminas hidrosolubles. Otros nombres por los que se conoce a la vitamina B9 son ácido folínico, folato o folacina.
 
El ácido fólico es un elemento esencial para la vida del ser humano y forma parte de un grupo de sustancias estructuralmente similares que se denominan folatos.

Los folatos  son sintetizados únicamente por las bacterias y las plantas, por lo que es necesario para el ser humano cubrir las necesidades de ácido fólico a partir de la dieta. La estructura química de esta vitamina está formada por un aminoácido, el ácido para-aminobenzoico, y una pteridina, resultando una vitamina hidrosoluble que puede quedar almacenada en el hígado.
 
El ácido fólico fue aislado por primera vez  de las hojas de la espinaca en la India y se le llamó Factor de Wills. Enseguida se encontró útil en el tratamiento de determinadas anemias y más tarde se descubrió la importante asociación entre el déficit de esta sustancia y las malformaciones congénitas del tubo neural entre la que destaca la espina bífida.
 
Como ya se ha indicado, el cuerpo humano es incapaz de sintetizar por si solo el ácido fólico, por ello es totalmente necesario el consumo de esta vitamina a diario. Las fuentes de ácido fólico son tanto animales como vegetales, sin embargo, parte de los requisitos diarios de esta vitamina nos lo aporta la propia flora intestinal. Una dieta equilibrada contendría la dosis suficiente de ácido fólico para satisfacer gran parte de las necesidades del organismo salvo en determinadas situaciones donde dicho aporte ha de ser mayor de lo habitual.
 
         
  El ácido fólico, o vitamina B9, es imprescindible para la formación del ADN y del ARN que son las estructuras biológicas donde se almacena la información genética de los seres vivos.

Además,otra de sus principales funciones es la formación y maduración de los hematíes o glóbulos rojos.
  Ácido fólico: necesario para la formación del ADN y del ARN  
         
 
De todo esto se deduce que el ácido fólico es fundamental para el desarrollo y división celulares así como para la formación y crecimiento de los tejidos y órganos del ser vivo. Debido a esta importante función, las necesidades de esta vitamina serán mayores en determinados momentos de la vida del ser humano como son: el embarazo, la lactancia, el periodo post-parto, la menstruación, los periodos de estrés, la convalecencia, las enfermedades cancerígenas, los procesos febriles, la adolescencia y los recién nacidos, especialmente en los prematuros. En todas estas situaciones es muy importante el aporte extra de ácido fólico a la dieta diaria para el buen funcionamiento del organismo.