Toxicidad por ácido fólico

Efectos secundarios e intoxicación

   
•   Efectos secundarios del ácido fólico
   
  El prácticamente el ácido fólico está libre de efectos secundarios adversos, ya que el exceso de esta proteína se elimina lentamente a través de la orina. Su margen de seguridad es muy amplio aunque su uso como suplemento alimenticio podría producir efectos no deseados, sobre todo  si se superan las dosis recomendadas. En casos muy excepcionales se han observado síntomas sobre el sistema nervioso central como irritabilidad, alteración en la concentración o estados tanto de hiperactividad como de depresión.

Como con la mayoría de las sustancias, se han descrito unos pocos casos de hipersensibilidad o alergia. Otros síntomas que pueden aparecer son alteraciones gastrointestinales como falta de apetito, distensión del abdomen, flatulencia y nauseas. Las dosis altas de ácido fólico podrían ocultar un déficit de vitamina B12 lo que atrasaría el diagnóstico del mismo y podrían aparecer síntomas neurológicos. Sin embargo, como ya se ha indicado la aparición de estos síntomas o efectos secundarios es muy poco frecuente.
   
   
•  Intoxicación
   
  A dosis usuales, e incluso a dosis mayores de las recomendadas, el ácido fólico es muy bien tolerado por el organismo por lo que es muy difícil la aparición de cualquier tipo de intoxicación por esta vitamina ya sea aguda, crónica o accidental.