Cómo hacer la compra para los alérgicos a los frutos secos

Algunos cosméticos y salsas también contienen alérgenos

 

     
Los alérgicos deben evitar todos los productos que tengan frutos secos a los que reaccionan negativamente. Es fundamental no comer frutos secos directamente, y hay que rechazar los alimentos que los incluyan entre sus ingredientes, por muy pequeña que sea la cantidad.

En el caso de los frutos secos, al pertenecer a familias botánicas diferentes, puede ser que se toleren algunos y otros no. En este caso, se recomienda comprar aquellos que se toleren con cáscara, ya que los frutos secos pelados pueden estar contaminados con otros en la línea de procesamiento.

Se debe consultar la etiqueta de los productos elaborados que se consumen, ya que los frutos secos aparecen en muchos de ellos: cereales de desayuno, galletas, repostería, helados, salsas, panes con semillas, turrones, chocolates con frutos secos, cremas de cacao o similares, etc.

El aceite de girasol es muy utilizado, también existen aceites y mantequillas de almendras, de cacahuete, nuez, avellana, pistacho, etc. El aceite y la mantequilla están compuestos por lípidos o grasas en prácticamente el cien por ciento.
  compra para los alérgicos a los frutos secos
     
 
La doctora Mónica Antón, miembro de la junta directiva actual de la AVAIC y del comité de alergia alimentaria de la SEAIC, nos explica que "los lípidos no causan alergia, pero es de esperar que contengan trazas de proteínas, que son las que causan reacción alérgica. Como existen otras alternativas, es mejor tomar aceite o mantequilla que no estén obtenidos del fruto seco culpable. Lo mismo podría decirse sobre cremas y cosméticos que contienen esos aceites."
 
Es muy importante prestar atención a los cosméticos, como explicaba la doctora Antón porque si no pueden suceder situaciones como la que vivió Nuria Miguel con su hija Nerea, por algo tan simple como jugar con el maquillaje de su madre. "Una vez –explica– la niña, con 4 años, me pidió que le pintara los labios. Cogí mi pintalabios y la pinté. A los pocos minutos sus labios estaban inflamados y llenos de grietas. La tuve que medicar para que la reacción no fuese a más. Al día siguiente acudí al mostrador de la marca de cosméticos a preguntar que llevaba ese pintalabios: contenía extracto de avellanas. Aprendí que todo lo que la familia use debe ser apto para Nerea." Nuria Miguel es miembro de la Junta directiva de Asociación Española de alérgicos a alimentos y látex AEPNAA.
 
 
 

Ingredientes peligrosos para el alérgico a los frutos secos

   
Para identificar si el producto lleva frutos secos se ha de leer con detenimiento la lista de ingredientes, preguntar al dependiente si hace falta y evitar los siguientes productos o ingredientes:
   
•    Frutos secos: cacahuetes, almendras, todo tipo de nueces (del Brasil, de Macadamia...), avellanas, pistachos, anacardos, avellanas, pipas de girasol, pistachos, piñones y castañas.
   
•    Productos cuyo ingrediente principal es el fruto seco: mazapán, guirlache, turrón, ciertos bombones, pastas y cremas que contengan frutos secos. Por ejemplo, crema de cacao, mantequilla de cacahuete o de almendra.
    
•    Algunos productos de repostería y panadería: bizcochos, panes de semillas, galletas, bollos, cereales de desayuno, barritas de cereales, etc. Los frutos secos se utilizan cada vez en más alimentos como las salsas de barbacoa y los helados, por ejemplo, o productos de belleza.
   
•    Productos con aceite o extracto de frutos secos, como el aceite de girasol o de avellanas.
   
•    Denominaciones como "emulsified" (emulsionado) o "satay" (salsa de cacahuete lo cual podría indicar que el alimento fue espesado con cacahuetes o maníes).
   
•    Frutos secos artificiales Nu-Nuts (son cacahuetes a los que se les ha quitado el sabor y se les añade el sabor de un fruto seco como la pacana o la nuez).
   
•    Proteína vegetal hidrolizada (incluida en algunos cereales).
   
•    Los alimentos étnicos, productos horneados preparados comercialmente, y los dulces pueden estar contaminados con frutos secos puesto que éstos se utilizan frecuentemente en estos tipos de alimentos.
   
•    Los frutos secos se añaden a una variedad cada vez mayor de alimentos tales como las salsas de barbacoa, salsa pesto, salsa inglesas, los cereales, las galletas saladas y los helados.
   
 
 
En el caso de los medicamentos, se debe advertir siempre al médico y al farmacéutico la condición de alérgico y, aún así, ante cualquier medicamento, se debe leer cuidadosamente el prospecto en el apartado de composición. Aconseja la doctora Mónica Antón, miembro de la junta directiva actual de la AVAIC y del comité de alergia alimentaria de la SEAIC, que añade que es muy recomendable que el alérgico 2porte, en un brazalete, pulsera o chapa identificativa, con letra clara y bien visible, su calidad de alérgico y a qué alimento en concreto lo es."
 
 
     
  Los alérgicos o los padres de niños alérgicos deben tener cuidado al comer en restaurantes asiáticos o restaurantes tipo "buffet", puesto que las cucharas de servicio utilizadas en varias bandejas pueden contener frutos secos o semillas que causen una contaminación cruzada entre los alimentos.