Salud infantil: las primeras revisiones médicas

La salud del bebé al nacer y durante el primer mes

 

 
  Salud Infantil
Salud infantil: primeras revisiones médicas    
•   Prevención
•   Primeras revisiones médicas
•   Condiciones del desarrollo óptimo
   


 

¿Cómo y cuando se efectúa la valoración del desarrollo del niño?

 
⇒   Momento del nacimiento y primer mes de vida: Periodo neonatal. Función del neonatólogo
   
  •   Primera evaluación en la sala de partos inmediata al nacimiento. Salud infantil: período neonatal
  •   Valoración diaria hasta el alta hospitalaria (tercer-cuarto día de vida).
  •   Control a la semana de vida.
  •   Control a los 15 días de vida.
  •   Control a los 30 días de vida.
   
   
⇒   A partir del primer mes de vida: Comienza el periodo del lactante. Función del pediatra
   
 

El pediatra efectuará los programas de prevención y vigilancia el desarrollo del niño a través de sus diferentes edades: lactante, periodo preescolar, infancia media y adolescencia.

  •   Revisión mensual hasta el sexto mes de vida.
  •   Cada dos meses, entre el sexto mes y el primer año de vida.
  •   Cada 4 meses, desde los 12 a los 24 meses.
  •   Cada 6 meses desde los 2 años a los 4 años.
  •   Cada 12 meses a partir de los 4 años hasta el final de la adolescencia.
     

 

Controles médicos del desarrollo del niño   Los controles médicos del desarrollo del niño están bien establecidos en nuestro entorno.

Son muy continuos durante los primeros días y meses de vida; se van espaciando en condiciones normales, hasta llegar a ser anuales; si en algún momento se aprecia una desviación de la norma, tanto en los  aspectos orgánicos generales como en los aspectos de adquisiciones madurativas neurológicas, conducta o aprendizajes, el pediatra se convierte en el experto que determina a que servicios debe ser derivado el niño para ser estudiado.

En caso de confirmarse que existe un trastorno físico o cognitivo el pediatra debe ser el coordinador entre los diferentes servicios médicos y psicopedagógicos, las necesidades de la familia y la vigilancia de los progresos del niño en esa nueva circunstancia de necesidades especiales, tanto si son solo orgánicas como si son educativas.