Pruebas para confirmar el diagnóstico

Detectar anomalías en el embarazo

•  Fluxometría-doppler:
  Sólo se realiza en caso de sospecha de un déficit de aporte de sangre al feto. Es una exploración indolora (similar a la ecografía), que permite medir el flujo sanguíneo fetal y los flujos de sangre a través de la placenta  y del cordón umbilical.
   
•  Funiculocentesis o cordocentesis
  Es una prueba diagnóstica invasiva que consiste en extraer sangre de la vena del cordón umbilical mediante una aguja guiada a través de una ecografía que atraviesa la pared abdominal y la pared del útero. Se realiza a partir de la semana 18-20, pues el cordón umbilical ya tiene un tamaño lo suficientemente grande como para acceder a él y pincharse con una aguja.

La funiculocentesis sirve para detectar anomalías genéticas, enfermedades sanguíneas, infecciones fetales adquiridas tras la fecundación e incompatibilidad de Rh . También sirve para realizar transfusiones sanguíneas al feto.

Su ventaja frente a la amniocentesis es que se obtiene un resultado más rápido (en sólo unos días). Por el contrario, existe riesgo de infección y el riesgo de aborto es mayor que con la amniocentesis (1,4%). Esta prueba sólo se hace en casos excepcionales (sólo se aconseja si hay antecedentes familiares), y requiere un consentimiento informado por parte de los padres.
   
•  Fetoscopía
  Es una prueba invasiva que se realiza de manera excepcional a partir de la semana 20 de gestación para diagnosticar malformaciones o anomalías del feto muy complejas. Consiste en introducir a través del abdomen un aparato óptico llamado fetoscopio, que sirve para visualizar directamente la parte del feto donde se sospecha que existe una malformación. Esta prueba requiere anestesia general, y se usa poco porque el riesgo de aborto es de un 3-15%.

También se puede realizar una fetoscopía con biopsia fetal, para diagnosticar malformaciones o anomalías que sólo se pueden comprobar mediante una biopsia fetal. Se realiza igual que la fetoscopía normal, y a través de el fetoscopio se introduce instrumental especialmente diseñado para extraer muestras de sangre, piel o tejido del feto.