Qué hacer cuando el niño se traga un cuerpo extraño

Monedas, canicas, pilas, agujas o partes de juguetes, lo más ingerido

 

Qué hacer cuando el niño se traga un cuerpo extraño   La ingestión accidental de cuerpos extraños -objetos ajenos al aparato digestivo-, es un accidente muy frecuente en niños. Suele producirse entre los 6 meses y los 3 años, y habitualmente se eliminan por las heces sin problemas. En caso de impactación en alguna de las estrecheces anatómicas del esófago o si el cuerpo extraño tiene características que pueden provocar lesiones importantes, será  necesaria la extracción mediante endoscopia digestiva.
 
Dra. Esther Vaquero
Unidad de Gastroenterología y Nutrición Infantil.
Servicio de Pediatría, Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
     
   

¿Qué sucede cuando un niño traga un cuerpo extraño?

 
La forma del objeto, la localización, el tamaño y la composición son los principales determinantes del riesgo asociado.  Lo más frecuente en la infancia es la ingesta de monedas, seguido de alfileres o agujas, pilas de botón, canicas y partes de juguetes. Si el objeto es punzante o cortante puede producir perforación del tracto digestivo, y si queda alojado en el esófago existe riesgo de aspiración al aparato respiratorio o perforación esofágica.
 
 
La composición del cuerpo extraño también es importante para valorar el riesgo. Por ejemplo, las pilas de botón contienen mercurio, zinc, oxido de plata y litio. Si la pila se abre puede liberar material tóxico o corrosivo que provoque lesiones importantes, incluso quemaduras eléctricas o úlceras por contacto con la mucosa digestiva. En el caso de imanes, la ingesta de uno sólo no suele tener repercusiones pero cuando son más de dos se pueden producir perforaciones del tubo digestivo o incluso obstrucciones intestinales.
   
 
En otras ocasiones no se ingiere ningún objeto extraño sino que se produce una impactación de carne en el esófago durante la deglución. Esto es poco frecuente en niños y puede deberse a trastornos de la motilidad del esófago o a esofagitis. También hay casos de niños con enfermedades mentales que ingieren compulsivamente pelos o vegetales, pudiendo producirse obstrucciones graves del aparato digestivo por el acúmulo de estas sustancias (bezoares).
     
   

¿Cuáles son los síntomas de que un niño se ha tragado un cuerpo extraño?

 
Las manifestaciones son muy variables; desde un niño totalmente asintomático, que es lo más frecuente, hasta cuadros de asfixia o perforación del tubo digestivo. Si el cuerpo extraño queda en el esófago el niño tendrá dificultad para tragar y babeo, dolor en el pecho, tos, vómitos, etc. Una vez que alcanza el estómago no suele producir síntomas salvo complicaciones en caso de objetos punzantes, pilas de botón o imanes.
 
     
   

¿Es necesario realizar alguna prueba?

 
Más del 75% de los cuerpos extraños suelen ser radioopacos, es decir, que se pueden ver realizando una radiografía simple. De esta manera podremos localizar el objeto y valorar si es necesario extraerlo con endoscopia.

Los objetos menores de 2 centímetros de anchura y 5 centímetros de longitud (3 centímetros para lactantes) pueden pasar el píloro (parte final del estómago) sin problemas. En caso de un cuerpo extraño alojado en el estómago, que por sus características no requiera extracción, se deberán hacer controles con radiografías hasta observar que ha progresado al intestino.
 
 

Ingestión de cuerpo extraño: ¿Cuál es el tratamiento?

     
     
  El tratamiento de elección es la extracción del objeto mediante endoscopia digestiva alta. La ingestión de cuerpos extraños constituye la segunda causa de endoscopia infantil urgente.  Los criterios de extracción de un cuerpo extraño vienen determinados por los síntomas, la localización, el tamaño, las características y el tiempo de retención.  

  Si está localizado en orofaringe, se puede extraer directamente con unas pinzas metálicas alargadas (pinzas de Magill). En el resto de los casos (esófago o estómago) la extracción se realiza con endoscopia, a través de la cual se introduce una pinza fina o asa para coger el cuerpo extraño. En objetos punzantes o bezoares, la extracción es más compleja. Cuando el objeto pasa a intestino y queda impactado en la válvula ileocecal (zona de transición entre intestino delgado y grueso) se accederá a él mediante endoscopia baja (colonoscopia). Si fracasa el tratamiento endoscópico o hay perforación, se procederá a intervención quirúrgica.
 
  Ingestión de cuerpo extraño: ¿Cuál es el tratamiento?