¿Sabes cómo es un desayuno saludable?
 
 
 Desayuno para el niño en edad escolar
 

 

   
  PUBLICIDAD
 
  Flora intestinal equilibrada
   

 

Preguntas y respuestas sobre la diarrea aguda en niños

Es vital que el pequeño reponga líquidos y sales minerales

 

  Diarrea infantil  
La diarrea se define como un aumento en el volumen y número de las deposiciones, junto con disminución de su consistencia habitual.

Es un síntoma muy frecuente en la edad pediátrica, sobre todo en los primeros dos o tres años de vida, debido a factores como inmadurez digestiva e inmunológica, y puede acompañarse de dolor abdominal o cólico (retortijones).
  Esther Vaquero
Unidad de Gastroenterología y Nutrición infantil
del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
   
   
 

Mi hijo tiene diarrea, ¿qué hago?

Lo más frecuente es que se trate de una diarrea aguda, es decir, un proceso de inicio brusco y entre cinco y siete días de duración, que no tendrá grandes repercusiones en la salud de su hijo. Sin embargo, aunque suelen ser cuadros banales hay que tener especial cuidado con el riesgo de deshidratación: éste será mayor cuánto más pequeño sea el niño.
 
Este proceso puede producirse como consecuencia de la pérdida excesiva de líquido y electrolitos por las heces. Para evitarlo su pediatra le recomendará el empleo de un suero de rehidratación oral, así como la cantidad que debe tomar en función de las pérdidas digestivas y del grado de deshidratación estimado.
 
   
   
⇒  

¿Cuáles son las causas de la diarrea infantil?

 
La diarrea aguda infantil suele estar causada por una infección intestinal pero también existen otras causas a tener en cuenta como infecciones urinarias, intolerancias o alergias alimentarias, dietas hiperosmolares, transgresiones dietéticas, antibióticos, laxantes... Su pediatra hará una aproximación diagnóstica basándose en la historia clínica y en la exploración física del niño.
   
⇒ 

¿Qué gérmenes causan la diarrea aguda?

  La diarrea aguda infecciosa suele estar producida por virus, siendo más frecuente en niños pequeños y en los meses de invierno. Los patógenos bacterianos (campylobacter o salmonella) son más habituales en niños mayores de cinco años y predominan a lo largo de todo el año, más en la época de verano. Los parásitos son causa poco habitual de diarrea aguda (suele tender a la cronicidad) y afectan más a aquellos que tienen alterado su sistema inmunológico.
   

 

⇒ 

¿Le llevo al colegio con diarrea o es peligroso para los compañeros de guardería o colegio?

  La transmisión de la infección suele ser fecal-oral, debido a manos sucias, utensilios o alimentos contaminados, por lo que suelen ser frecuentes los brotes epidémicos en guarderias o colegios, y también la familia. La mejor manera de prevenir el contagio es extremar las medidas de higiene: lavado de manos con jabón o soluciones alcohólicas, y desinfección de los utensilios utilizados por el niño afectado.   Diarrea infantil: higiene en el colegio
     
⇒ 

¿Existe vacuna para prevenir que mi hijo tenga una diarrea aguda infecciosa? ¿Es segura?

 
  El rotavirus es un agente causante de cuadros clínicos severos y actualmente hay vacunación frente al mismo. La vacuna está contemplada en el calendario de vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP) del 2012, siendo considerada bastante eficaz y segura. Se administra vía oral en tres dosis a los dos, cuatro y seis meses (o dos, tres y cuatro meses).  
       
  Para el resto de gérmenes no existe vacuna y la prevención consiste en una buena higiene de manos y desinfección de los objetos.
   
⇒ 

¿Qué hago si vomita hasta el agua? ¿Se acabará deshidratando entre los vómitos y la diarrea?

  En ocasiones la diarrea aguda se puede asociar a fiebre y/o vómitos (gastroenteritis aguda), que pueden dificultar el tratamiento con suero oral. En estos casos, vómitos de repetición, será necesario acudir a su pediatra para valoración del niño e indicación del tratamiento adecuado. En algunos casos se requerirá ingreso para rehidratación intravenosa.
   
 
Diarrea infantil: niño con fiebre  

Y si el niño tiene fiebre, ¿empeora la diarrea?

La fiebre en el niño es un síntoma que puede acompañar a la diarrea aguda, ya que el origen de la misma suele ser infeccioso. Esto no quiere decir que se trate de un cuadro de mayor gravedad.

Las pérdidas de líquido que acarrea la diarrea y la fiebre hacen necesario aumentar los aportes de líquido mediante soluciones de rehidratación oral.
   
⇒  

¿Cuándo tengo que acudir al médico por una diarrea aguda?

  La base del tratamiento domiciliario en caso de diarrea aguda consiste en reponer la pérdida de líquidos y electrolitos con sueros de rehidratación oral hiposódicos y mantener un adecuado estado nutricional con una alimentación acorde a la edad del niño.
   
   
 
     
  Deberán acudir al pediatra en caso de signos de deshidratación como mucosa oral pastosa o seca, micciones escasas, pérdida de peso, decaimiento, ojos hundidos y ausencia de lágrimas, vómitos de repetición que imposibilidad para tomar el suero, heces con sangre, mal estado general o fiebre elevada  
     
   

 

¿Qué sucede si la diarrea dura más de lo previsto?

  En caso de que la duración exceda las dos semanas hablamos de diarrea prolongada y de crónica si lo hace más de un mes. Estas situaciones deben ser valoradas por un pediatra y/o gastroenterólogo infantil para realizar una orientación diagnóstica y actuar según el caso concreto.
   

¿A que puede deberse una diarrea prolongada o crónica?

  La causa puede ser un síndrome posenteritis (persistencia de diarrea tras un episodio agudo de gastroenteritis), una intolerancia a la lactosa, una enfermedad celiaca , una intolerancia a las proteínas de leche de vaca o una diarrea crónica inespecífica, entre otras. El médico solicitará las pruebas pertinentes y/o le recomendará las medidas terapéuticas según el diagnóstico.