Porqué se produce la otitis en niños

Tipos de infección de oídos en la infancia

Los patógenos más frecuentes de la otitis media aguda en niños son el streptococcus pneumoniae (neumococo) en el 30 por ciento de los casos, haemophilus influenzae en el 20-25 por ciento de los casos y moxarella catarrhalis en el 10 o 15 por ciento, aunque en España, este último germen es poco frecuente. Otros patógenos menos habituales son streptococcus aureus -en un 1 o 3 por ciento de los casos- y, más excepcionalmente bacilos anaerobios y gramnegativos como escherichia coli o pseudomonas aeruginosa.
 
 
  Patógenos más frecuentes   Frecuencia  
         
  - Streptocococcus pneumoniae   30% de los casos  
  - Haemophilus influenzae   20-25%  
  - Moxarella Catarrhalis   10-15%  
  - Streptocococcus pyogenes   3-5%  
  - Bacilos gramnegativos   1%  
    + Escherichia coli      
    + Pseudomonas aeruginosa      
  - Estafilocococcus aureus      
         
 
 
 
       
  La causa vírica de la otitis media aguda es rara y discutida. Lo que se acepta universalmente es que la infección vírica de las vías respiratorias superiores es un factor favorecedor de la otitis media aguda.

En los últimos años, ha habido un incremento de las resistencias de las bacterias a los antibióticos empleados. Este aspecto se ha convertido en un problema, especialmente frente al streptocococcus pneumoniae (o neumococo), lo que ha influido de manera importante en el tratamiento de esta enfermedad. Actualmente, cerca del 50 por ciento de las cepas de neumococo han perdido su sensibilidad al tratamiento con penicilina. Este hecho es especialmente evidente en el niño y más aún en infecciones de las vías respiratorias altas, donde los gérmenes con pérdida de sensibilidad a la penicilina llegan a representar hasta el 70 por ciento de los casos.

En España están descendiendo las resistencias a penicilina, probablemente en relación con un uso más racional de los antibióticos y la administración de la vacuna neumocócica conjugada.
  Porqué se produce la otitis en niños
 
 
       
 
 
Otro aspecto interesante, es que las cepas de neumococo incluidas en la vacuna antineumocócica han descendido de manera significativa como agentes causantes de otitis media aguda, al mismo tiempo que las cepas no incluidas en la vacuna han reemplazado a las anteriores, pero con la particularidad de que son más sensibles a los antibióticos.
   
   
   

Formas clínicas de otitis media aguda

   
Ya sabemos que la otitis media aguda es la presencia de líquido o exudado en la cavidad del oído medio. La duración del líquido en el oído, junto a la presencia o no de síntomas agudos, permite clasificar a la otitis media en diferentes formas clínicas:
 
 

Otitis media aguda

Es la presencia de exudado en el oído medio acompañado de otalgia, en el caso del lactante llanto o irritabilidad. Puede presentarse, también, como una otorrea de inicio brusco. La otitis media aguda puede ser esporádica o de repetición. En este último caso existen varias formas clínicas: otitis media aguda recurrente, de repetición y persistente.
 

Otitis media aguda persistente o recaída verdadera

Cuando la reagudización aparece pocos días después de finalizado el tratamiento, considerándose en este caso que es el mismo proceso no completamente curado. La recaída verdadera o la persistencia se considera cuando el microorganismo causal es el mismo en el primer y en el segundo episodios, y la recurrencia cuando éstos son distintos.
   
 

Otitis media aguda recurrente

La reagudización es tardía, generalmente una semana después de finalizado el tratamiento.
 

Otitis media de repetición o propensión a la otitis media aguda

Es la presentación de una otitis media aguda con una frecuencia mínima de un episodio cada dos meses y una historia mínima de seis meses de evolución, es decir, un mínimo de tres episodios durante los últimos seis meses.
   
 

Otitis media con exudado

Se entiende como otitis media con exudado -también llamada otitis serosa, otitis media secretora u otitis media subaguda-, la presencia de exudado en la cavidad del oído medio de manera asintomática, o con síntomas muy leves (hipoacusia). Este tipo de otitis media suele ser un hallazgo otoscópico, que se puede percibir en la exploración realizada por el especialista. Si la otitis media con exudado persiste más de tres meses de llama otitis media crónica con exudado. La complicación más importante en estos casos es la hipoacusia (mala audición) permanente como consecuencia de una alteración de la membrana timpánica. La hipoacusia puede ocasionar en el niño un retraso del lenguaje con retraso escolar, por lo que si existe un una hipoacusia permanente, está indicada una timpanostomía con implantación de tubos de ventilación.

   
   
  Dr. Santiago Rueda Esteban
Servicio de Pediatría. Unidad de Neumología infantil. Hospital Clínico San Carlos (Madrid)