Cómo reaccionar en casa ante un niño intoxicado

Si el bebé come acostado, puede atragantarse

 

 

  Cómo reaccionar en casa ante un niño intoxicado

Se debe dar todo tipo de información al Centro Nacional de Toxicología: Nombre del producto ingerido o inhalado, la cantidad consumida y síntomas relacionados, si es que ha aparecido alguno.

 
En el domicilio, como primera medida se deberá evitar la absorción del tóxico según la vía de entrada al organismo.
 
 
 
Dr. Santiago Rueda Esteban
Servicio de Pediatría. Unidad de Neumología infantil
Hospital Clínico San Carlos (Madrid)
   
     
   
   

Intoxicación: lo primero, manterner la calma

     
Intoxicaciones infantiles: mantener la calma    
  Si el producto ha sido inhalado
Se colocará al niño en una atmósfera libre del tóxico, aflojándole las ropas y practicándole respiración boca a boca o boca a boca-nariz, si no respirara.
 
Si el tóxico ha afectado a la mucosa ocular
Se lavarán los ojos con agua abundante durante varios minutos con eversión de los párpados.
 
Si la intoxicación ha sido por contacto
Se le quitarán las ropas impregnadas y se lavará inmediatamente la superficie corporal con agua y jabón.
 
Si la intoxicación ha sido por ingestión del producto (por vía digestiva)
Se provocará el vómito.
   
     
     
 
La inducción del vómito está prohibido realizarla en las siguientes situaciones:
 
•    Ingestión de ácidos y álcalis fuertes por peligro de perforación y/o hemorragias digestivas.
   
•    Ingestión de petróleo o derivados por riesgo de neumonía por aspiración.
   
•    Niños con convulsiones o en coma, por peligro de neumonía espirativa o asfixia.
 
   
   
   

Ojo: atragantamiento durante las comidas

 
 
     
  Muchos accidentes infantiles se deben principalmente a atragantamientos producidos al tomar alimentos. Y el 65 por ciento de los atragantamientos se producen precisamente al ingerir comida.  
     
 
      Atragantamiento del niño durante las comidas
     
Las comidas se deben adaptar a la edad del niño, de tal forma que puedan ser masticadas y deglutidas sin dificultad.
     
Debe evitarse que el niño llore o ría durante la comida, debiendo permanecer sentado y tranquilo.
   
No forzar al niño a que coma acostado o mientras duerme.
   
El riesgo de atragantamiento es mayor en las fiestas en las que se consumen frutos secos y golosinas de pequeño tamaño o se juega con globos.
     
Se debe tener especial precaución en evitar que los niños pequeños intenten inflar globos o bolsas de plástico, ya que la aspiración de globos es la causa más frecuente de muerte por obstrucción de la vía aérea en la infancia.