Cómo es un baño seguro para un niño

Evitar quemaduras graves en la cocina

 

       
  Accidentes infantiles: baño seguro para un niño   Los dos riesgos más importantes en el cuarto de baño son la ingestión de cosméticos y, sobre todo, el peligro de ahogamiento cuando se dejan niños pequeños en la bañera sin la vigilancia adecuada.
   
    No dejar jamás solo al niño pequeño (menor de tres o cuatro años) en la bañera, ni siquiera un instante para ir a abrir la puerta cuando llamen o para contestar al teléfono.
     
    Es mejor utilizar la ducha que el baño. Si es un lactante y hay que utilizara la bañera rellenarla con agua a poca profundidad.
     
    Comprobar la temperatura del agua de la bañera antes de meter al niño. La temperatura debe estar algo más baja que la temperatura corporal. Para ello las instalaciones de agua caliente deben poseer termostato; éste debería estar regulado para que la temperatura del agua sea inferior a 34ºC.
     
   
  Evitar estufas eléctricas o todo tipo de aparatos eléctricos en el baño siempre que estén presentes niños: máquina de afeitar, secador de pelo... Reducir las tomas de corriente eléctrica en el baño, y cuando las tenga deben estar selladas. En las tiendas de niños venden artilugios para mantener sellados los enchufes.
   
  No dejar cuchillas de afeitar, ni colonias, cosméticos o jabones al alcance de los niños.
   
  Colocación en el suelo del cuarto de baño de materiales antideslizantes.
       
   
   
   

Cómo debe ser una cocina segura para un niño

   
En la cocina, mantenga al niño siempre alejado del fuego: evite que juegue con cerillas, encendedores o baterías. No debe tener acceso sin estar vigilado a lugares donde podría quemarse.
   
No se debe cocinar -usar sartén con aceite hirviendo u otros utensilios- en presencia de niños en la cocina. Los niños no deben estar solos en la cocina ni permanecer en brazos de los adultos mientras éstos cocinan.
   
Los hornos estarán colocados altos para evitar el acceso directo a su interior.
   
Los mangos de las sartenes y los cazos no deben colocarse hacia fuera, para evitar que los niños puedan tirar de ellos.
   
Los cajones que contengan utensilios cortantes o punzantes deben estar fuera del alcance de los niños: no deje al alcance del niño ningún instrumento afilado como cuchillos, tenedores…
   
Las llaves de entrada general del gas o las de apertura de las bombonas  deben estar fuera del alcance de los niños.   Accidentes infantiles: cocina segura para un niño
   
Los productos de limpieza han de guardarse perfectamente en armarios que tengan cierres de seguridad o bajo llave. No deben almacenarse cerca de alimentos ni en recipientes inapropiados por riesgo de equivocaciones fatales como, por ejemplo, beber legía contenida en un frasco de zumo.
   
La limpieza del suelo de la cocina es de vital importancia para un niño que gatea.
   
Si se usan estufas de gas o gas natural, debe controlarse su funcionamiento de forma constante, comprobando que no sufren pérdidas y que los quemadores funcionan adecuadamente. Se recomienda hacer revisiones anuales a través empresas acreditadas para ello.
   
Asegúrese del correcto funcionamiento y manejo de enseres domésticos como ollas a presión, cafeteras...
   
Tenga en cuenta el peligro de los frascos pulverizadores ("sprays") cuando se ponen junto a fuentes de calor.

 

 
Santiago Rueda Esteban
Servicio de Pediatría. Unidad de Neumología Infantil. Hospital Clínico San Carlos. Madrid