Trucos para evitar los atracones infantiles
 
 
 Empacho infantil
 

 

Campamentos en inglés y alemán, las estrellas del verano

Cosas imprescindibles que guardar dentro de la mochila

 
Los padres españoles consideran imprescindible que sus hijos aprendan idiomas, y lo hacen hasta el punto de fomentar su práctica incluso en los campamentos de verano. Madrid, Cataluña y País Vasco son las comunidades autónomas en las que los progenitores ponen más interés en que sus hijos acudan a campamentos de verano, en los que el aprendizaje del inglés o del alemán represente más del 50 por ciento del tiempo de clases y actividades.   Campamentos en inglés y alemán, las estrellas del verano
   
Así lo señala un reciente estudio realizado por Enfocamp, en el que el 78 por ciento de los padres reconoce que los alumnos que acudieron en 2012 a campamentos con idiomas han mejorado sus notas en más de 2,53 puntos en este 2013. Los principales resultados del estudio muestran que nueve de cada diez padres encuestados expresaron su interés en que sus hijos continúen con el aprendizaje de idiomas aprovechando la época estival.  
 
Y por norma se muestran más interesados en programas que integren experiencias innovadoras de aprendizaje durante la mañana, y diversión y vistas culturales por la tarde. Aunque la mayoría considera importante que conozcan otras culturas y está a favor de campamentos internacionales, el 98 por ciento se decanta para mayor tranquilidad por un programa de lingüística dentro de nuestras fronteras.  
 
Rosa María González, directora de Enfocamp en Madrid, explica que "los padres buscan campamentos de verano que dispongan de un ambiente abierto e internacional, en los que sus hijos puedan compartir nuevas experiencias, practicar idiomas de una forma provechosa y crear amistades para toda la vida".
 
 
 

Hacer la mochila: las cosas que no podemos olvidar

 
Si la participación del niño es fundamental a la hora de la elección, no lo es menos en la organización. Así, conviene que ayude a comprar lo necesario, que sepa lo que lleva, que lo marque y que conozca sus cosas. Y a la hora de preparar lo que en un principio parece una interminable mochila conviene tener claras algunas cosas:
 
•  

Todo con el nombre

  Hacer la mochila: las cosas que no podemos olvidar
  Le será más fácil identificar sus cosas y si se pierden resultará más fácil su recuperación.
   
•  

Nada caro o delicado, y todo cómodo.

  Aunque quieran llevarse sus camisetas y cosas favoritas, lo mejor es ropa usada. Podemos dejarles meter cosas que les encanten, pero advirtiéndoles de la posibilidad de que vuelvan estropeadas o de que se pierdan. La ropa ha de ser acorde con el clima. Si hace calor conviene alguna prenda para la noche y un chubasquero por si llueve. El calzado cómodo y nunca a estrenar para evitar rozaduras.
   
•  

Botiquín propio.

  El campamento contará con una enfermería o con botiquín de primeros auxilios, pero es bueno que lleven básicos como tiritas, esparadrapos o gasas. Así como cremas para picaduras.
   
•  

Cuidado con el sol.

  Teniendo en cuenta que son en verano, el buen tiempo y las actividades al aire libre estarán garantizados. La crema de protección solar (mejor resistente al agua) y una gorra son imprescindibles. Las gafas de sol también son una buena opción.
   
•  

Ni movil, ni consolas y poco dinero.

  El campamento está pensado para relacionarse e intercambiar experiencias por lo no es recomendable ni teléfono móvil (la organización procurará otras formas de comunicación), ni videoconsolas ni ordenadores. En cuanto al dinero mejor lo justo para comprar aquellas cosas que no ofrezca el campamento, alguna bebida, algún helado, alguna compra en el pueblo cercano...
 
 
 

Campamento: firmar las condiciones por escrito

 
Las organizaciones de consumidores aconsejan a los padres que comprueben las condiciones de seguridad e higiene del campamento o escuela de verano. La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) insiste en que deben informarse de si dispone de la licencia adecuada, de personal cualificado y de que el número de niños por monitor no sea excesivo.
 
Campamento: firmar las condiciones por escrito   Además, deben solicitar información y documentación por escrito de los servicios que se incluyen y de los precios, para poder comparar, conocer quién organiza la actividad y si es ejecutada por quien la organiza. Una vez elegido, pueden exigir la firma de un contrato en el que se expliciten las actividades que se van a desarrollar, la titulación de los monitores, la identificación de la empresa y la autorización administrativa de la actividad.

También hay que tener en cuenta que la información que aparece en el folleto publicitario es vinculante, de manera que la empresa debe cumplirla. Por tanto, no es legal que al firmar el contrato aparezcan condiciones diferentes a las que anunciaba. En éste ha de aparecer el nombre y domicilio completo del responsable de la oferta; el precio completo de la actividad incluido los impuestos incluyendo si hay gastos adicionales; las condiciones de pago; la fecha de inicio y de finalización del contrato; si hay derecho a devolución si al final no acude y exigir un recibo si se entrega cualquier cantidad de dinero.

Si alguna de las cláusulas se considera abusiva o si algún servicio no se cumple conforme a lo prometido hay que dejar constancia en una hoja de reclamaciones o elevar la denuncia a una oficina de consumo.
     
    Charo Barroso