Problemas que pueden presentarse con el biberón

 
 
   Casos prácticos:
 
 
Problemas con el biberón: Caso 1 
 
Niño de un mes alimentado con lactancia materna que se queda con hambre después de las tomas y se encuentra intranquilo. Además, las tomas las hace cada hora y media cuando lo normal es hacerlas cada cuatro horas...
¿qué hacer?
Lo primero es pesar al niño en la consulta médica y volver a llevarlo la siguiente semana. Si no ha ganado peso, se le debe administrar un suplemento de lactancia artificial, alternándola con leche materna. Se le debe ofrecer siempre primero la leche materna porque es más completa y le sacia más rápido.
 
 
 
 
Problemas con el biberón: Caso 2 
 
Niño que come en abundancia pero que está irritable y pide las tomas de leche cada hora y media,
¿qué hacer?
La madre debe intentar espaciar más las tomas aunque llore.
 
 
 
 
Problemas con el biberón: Caso 3
 
Niño de tres meses que ha comenzado a tomar biberón por primera vez como complemento de la leche materna y le han aparecido unas manchas en la piel acompañadas de picor y vómitos: el niño presenta alergia a las proteínas de la leche de vaca
¿qué hacer?
Primero, se debe eliminar de su alimentación la leche y cualquier derivado lácteo y continuar con la leche materna. Si la madre no puede darle el pecho porque tiene problemas para sacar su leche o porque no pueda producirla, se le debe administrar al bebé una fórmula hidrolizada de proteínas. Por último, se han de realizar al niño pruebas cutáneas como "rast" y "prick". En caso de que den resultado negativo, realizarle un test de provocación en un hospital para ver la reacción en el niño y una biopsia para ver el estado de su mucosa.
 
 


 
Reglas para estimar el volumen de leche que se debe suministrar al bebé
 
 •   La capacidad del estómago del recién nacido es el peso en gramos dividido entre cien.
   
  Por ejemplo, si pesa 1.850 gramos, su capacidad gástrica es 18,5 centímetros. Es importante saber el peso del niño para darle la cantidad adecuada de volumen de biberón.
   
   -  Niños que pesan > 2.500 gramos, se les va aumentando 5 centímetros más por toma
  Niños que pesan < 2.500 gramos, se les va aumentando 2,5 centímetros más por toma.
     
  Por ejemplo, un niño que pesa 3.000 gramos, el primer día se le da biberones de 30 cm y el segundo de 35 cm, sin nunca superar los 200 cm/kg peso/día.
   
•   Existe un norma numérica: 1 - mes del bebé - 0
    Un niño de 2 meses: 1 - 2- 0 : 120 cm de biberón.