El biberón

 

Alternativa o refuerzo de la leche materna

     
     
  Cómo es el organismo del recién nacido
 
     
  ¿Qué es la leche artificial y qué tipos hay?
 
     
  Comparativa leches de bebés
 
     
  Cómo se prepara un biberón según la edad del niño
 
     
     
     
     
     
     

 
 

Las fórmulas de leche artificial surgieron a finales del siglo XIX; hasta entonces no había otros medios para alimentar a niños que no podían recibir lactancia materna por diversos motivos. La alimentación artificial con fórmulas lácteas mediante el uso del biberón es una alternativa a la lactancia materna cuando existen circunstancias que hacen que el bebé no pueda recibir leche materna.
 
 
La ausencia de la madre, el rechazo de la mujer a dar el pecho, la no producción de leche en la mama (hipogalactia), malformaciones del pezón, posibles contraindicaciones de la madre por padecer el sida o VIH, o incluso que el bebé sufra problemas metabólicos son algunas razones para recurrir al biberón.
 
 
Estas fórmulas artificiales se obtienen a partir de leche de vaca modificada, debido a las diferencias existentes con la leche humana. Se pueden utilizar como sustituto total o parcial de la misma. En este último caso se denomina "lactancia mixta", combinando tomas de leche materna con tomas de biberón. Existen dos tipos: la alternante, ante la ausencia materna, que intercala pecho en una toma y biberón en otra; la coincidente, que consiste en dar en la misma toma pecho y biberón, ante la escasez de leche de la madre. En ambos casos, siempre se debe dar primero el pecho.