Enfermedades respiratorias del niño

     
     
     

 

 

Asma infantil

     
Enfermedades del niño: asma infantil   El niño asmático sufre dificultad respiratoria, tos, opresión en el pecho y las llamadas sibilancias o pitos respiratorios. Para mantener la enfermedad bajo control hay que utilizar correctamente la medicación y saber anticipar las crisis. Un consejo clave: mediación siempre a mano fuera de casa.
  •  

Causas del asma

•  

Asma y ejercicio físico

  •  

Tratamiento del asma

•  

Prevención del asma

  •  

Inhaladores

•  

Síntomas crisis asma

 

Gripe y catarro

     
Enfermedades del niño: gripe y catarro  

La gripe y el catarro tienen origen diferente pero síntomas muy parecidos. Ambas son infecciones respiratorias de las vías altas, que suelen presentar tos, mucosidad y fiebre. En su tratamiento, lo básico es atajar los síntomas para evitar sobreinfecciones.

  •  

Tratamiento de la gripe

   
  •  

Toser y estornudar

   
  •  

Evitar contagios

   
   

Vacuna antigripal

 
 

Bronquiolitis

     
Enfermedades del niño: Bronquiolitis   En niños menores de dos años, la bronquiolitis –inflamación de la mucosa que tapiza los bronquiolos– es la primera causa de hospitalización. Lo notamos porque el pequeño empieza a sufrir para poder respirar y se oyen pitos o sibilancias; lo normal es que a la vez el bebé sufra una gripe o catarro común.
 
  •  

Síntomas de la bronquiolitis

  •  

Prevenir bronquiolitis

     


 

   
   
  Enfermedades del niño: bronquitis   Enfermedades del niño: laringitis   Enfermedades del niño: neumonía  
             
 

Bronquitis

 

Laringitis

 

Neumonía

 
             
  La inflamación de los bronquios suele afectar al niño a partir de los seis meses de vida. En los casos más agudos se produce un broncoespasmo, que compromete seriamente la función respiratoria del pequeño.   La afonía y la tos perruna o metálica son algunos de los síntomas principales de la laringitis en los más pequeños. También lo es el llamado estridor, que es un ruido ronco al inspirar. El tratamiento más eficaz es el uso de corticoides.   Bacterias como el neumococo o virus como el respiratorio sincitial causan la mayoría de las neumonías, muy comunes en niños prematuros o en recién nacidos. El tratamiento consiste en la recuperación de la función alveolar (intercambio de gases).