Trucos para evitar los atracones infantiles
 
 
 Empacho infantil
 

 

    PUBLICIDAD
    Natalben desarrollo
   
   

Caries: factores de riesgo en cada niño

Una buena higiene oral es imprescindible en todos los casos

 

Tras analizar todos los factores de riesgo de sufrir caries, el odontólogo puede establecer con exactitud el grupo al que pertenece cada niño. Existen tres tipos de riesgo: bajo, moderado y alto. Y cada uno de estos grupos precisa de unas medidas de prevención específicas.
         
        Niños con bajo riesgo de padecer caries
 

Niños con bajo riesgo de padecer caries

   
  Consideraremos riesgo bajo cuando:
     
  Ausencia de lesiones cariosas en el último año.
     
  Fosas y fisuras poco marcadas o ya selladas.
     
  Buena higiene oral.
     
  Correcto uso del flúor.
     
  Visitas regulares al dentista.
     
  Las pruebas diagnósticas son indicativas de bajo riesgo.
         
     
     
       
  Niños con riesgo moderado de sufrir caries  

Niños con riesgo moderado de sufrir caries

   
  Consideraremos riesgo moderado cuando:
     
  Existe una lesión de caries nueva que ha aparecido en el último año.
     
  Fosas y fisuras marcadas, sin sellar o mal selladas.
     
  Existe una higiene oral mala o regular.
     
  Incorrecto uso del flúor.
     
  Visitas irregulares al dentista.
     
  Las pruebas diagnósticas son indicativas de riesgo moderado.
     
     
     
 

Niño con riesgo alto de tener caries

   
  Consideraremos riesgo alto cuando:
         
  Existen dos o más caries que hayan aparecido en el último año.   Niños con alto riesgo de padecer caries
       
  Fosas y fisuras marcadas o sin sellar o mal selladas.  
     
  Mala higiene oral.
     
  No se utiliza flúor tópico y/o sistémico.
     
  Visitas irregulares al dentista.
     
  Las pruebas diagnósticas son indicativas de alto riesgo.
     
  Hay manchas blancas o comienzo de lesiones de caries en los espacios inter dentales.
     
  Presencia de hábitos inadecuados, como puede ser un mal uso del chupete o biberón o una gran frecuencia de ingesta de azúcares.
     
  Niños que llevan algún tipo de aparatología de ortodoncia.
         
         
         
       
Consideraremos riesgo muy alto de caries, cuando diagnostiquemos patrones de caries muy agresivos que cursen con un deterioro muy rápido de la dentición, como pueden ser:
     
  Caries de biberón.
     
  Caries rampantes.
       
   
   
   
     
  En función del grupo de riesgo al que pertenezca el niño, el odontopediatra establecerá las pautas terapéuticas y preventivas más adecuadas contemplando, no sólo las acciones que se van a desarrollar en la consulta dental, sino también las medidas preventivas que pueden llevarse a cabo en el hogar.  
     
     
     
  Mónica Miegimolle Herrero y Eva María Martínez Pérez.
Odontólogas