PUBLICIDAD
    Natalben desarrollo
   
   

TDAH: estimulación con movimientos, equilibrio y tacto pasivo

Los padres pueden mejorar la atención y el aprendizaje de sus hijos

 

     
 
Los padres pueden desarrollar en su propia casa un gran trabajo de estimulación con el niño que sufre trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Este concepto se basa en dos  grupos de ejercicios: los relacionados con el movimiento y el equilibrio y los relacionados con la
percepción táctil. Diferentes estudios científicos realizados podrían justificar estos dos grupos de ejercicios diarios en casa.

 
  TDAH: estimulación con movimientos, equilibrio y tacto pasivo
Tomás Ortiz Alonso. Catedrático.
Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica.
Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid
     

 

   

Alteraciones posibles en el cerebro con TDAH

 
•   

Hipótesis fronto-estriatal

  Postula la existencia de una disfunción en los circuitos fronto-estriatales a partir de una serie de hallazgos, tanto anatómicos como funcionales, aportados por diferentes estudios de neuroimagen. Este sistema controla los procesos atencionales dirigido a la elaboración, precisión, ejecución y adaptación de la conducta motora a los diferentes estímulos externos. Este primer sistema, alterado en niños con TDAH, lo podríamos entrenar mediante diferentes ejercicios que combinen el equilibrio y la precisión de movimientos simples
   
   
•   

Hipótesis cortical-posterior.

  Demuestra la existencia de alteraciones en otras regiones corticales posteriores, principalmente en áreas parietales, de igual modo, tanto a nivel anatómico como funcional. Este segundo sistema lo podríamos entrenar mediante ejercicios de estimulación táctil pasiva orientada al reconocimiento de formas, orientación espacial e integración de figuras en la espalda o en la palma de la mano.

 

   

Ejercicios de equilibrio para niños con TDAH

 
Los niños deberían hacer ejercicios de equilibrio como:
     
Ejercicios de equilibrio para niños con TDAH        
  ⇒   Caminar, saltar, correr, andar de puntillas y con los talones.
     
  ⇒   Mantener el equilibrio sobre la punta de los pies.
     
  ⇒   Equilibrios apoyando un solo pie, elevando la rodilla por delante, elevando la pierna extendida por delante, elevando la pierna extendida a un lado, elevando la pierna extendida hacia atrás o apoyando el talón sobre la cara interna de la rodilla, con ojos abiertos y con ojos cerrados; también hay que variar la posición de los brazos: caídos, elevados en vertical o lateralmente.
     
  ⇒   Apoyándose sobre un pie, se flexiona el  tronco hacia delante y se lleva la otra pierna extendida hacia atrás, manteniendo el equilibrio en la posición de cuclillas; tanto parado como en movimiento; saltando a la pata coja en diferentes direcciones: hacia delante, hacia atrás lateralmente, siguiendo un trazo determinado, etc...
       

 

   

Ejercicios de precisión de movimientos: escritura

 
Un grupo de ejercicios mejora la precisión fina de movimientos asociada con un estímulo externo. Por ejemplo, escribir una frase con el fin de conseguir con el tiempo que el niño con TDAH mejore la manera en la que coge el lápiz.

Con el tiempo, deberá ir mejorando los movimientos:
     
•    Disminuirá la torpeza en como coge el lápiz.   TDAH: Ejercicios de precisión de movimientos
•    Mejorará el temblor, la presión sobre la hoja.
•    Aumentará la precisión del trazo.
•    Deberá alejarse del campo de visión de la hoja.
•    Deberá mantener una postura recta.
•    Deberá organizar bien la escritura, la distancia entre palabras, la forma de la letra, el orden, etc…
   
   
Otro grupo de ejercicios sencillos iría dirigido a la precisión en la integración de estímulos espaciales:
   
•     Podría reproducir una figura geométrica cualquiera.
   
•     A medida que avanza el tiempo, de ejercicio del niño con TDAH irá mejorando la forma, la rectitud de las líneas, la precisión en las uniones. La copia será cada vez más parecida al dibujo original...

 

   

Movimientos manuales para niños con TDAH

 
Otro grupo de ejercicios están diseñados para llevar a cabo movimientos manuales, como por ejemplo:
 
      Movimientos manuales para niños con TDAH
•   

Movimientos con las palmas de las manos

 
  Sentar al niño en una silla y que coloque las palmas de las manos en los muslos con los dedos juntos y apretados; que las mueva arriba y abajo al principio de forma lenta y poco a poco movimientos más rápidos.

Estos ejercicios permitirán al niño mejorar la tensión muscular, la asimetría de movimientos, la rotación de muñeca, la precisión de movimientos.
     
     
•   

Movimientos de las manos

 
  Otro grupo de ejercicios irían encaminados a precisar movimientos distales de las manos con y sin visión del ejercicio. Por ejemplo, podría ser tocar el dedo del padre o la madre a una distancia de medio metro, lo mismo con su propio dedo y la nariz, lo mismo intentando tocarse ambos dedos índices por encima de la cabeza.
   
  Esto sirve para ver asimetrías, precisión, movimientos anormales o temblores. Estos ejercicios se pueden hacer con los ojos abiertos en primer lugar y después repetir el ejercicio con ojos cerrados para ver las diferencias. El objetivo es que puedan hacer el ejercicio con ojos cerrados con igual perfección que con ojos abiertos.
   
  También se pueden hacer ejercicios de secuenciación de movimientos con los dedos de las manos, primero con una después con la otra y por último con ambas, haciendo círculos con cada uno de los dedos y el pulgar.
     
     
•  

Mantener posiciones

 
  Otros ejercicios que deberían hacer son los relacionados con el mantenimiento durante unos 10 o 20 segundos de determinada posición sin hacer ningún movimiento. Un ejemplo de este tipo de ejercicios podría ser que el niño se ponga sentado en una silla con los pies levantados y lo más separados posible y las los brazos extendidos con las manos y los dedos también extendidos, sacando la lengua fuertemente y con los ojos cerrados sin moverse de esta posición.