PUBLICIDAD
    Natalben desarrollo
   
   

TDAH: Consejos para rehabilitar las funciones cerebrales

La clave está en combinar adecuadamente estímulos visuales, auditivos y motrices

     
Los niños que sufren déficit de atención con hiperactividad (TDAH) precisan de una rehabilitación de las funciones ejecutivas cerebrales. Damos un repaso a diferentes métodos y consejos de rehabilitación que pueden desarrollarse con la ayuda de los propios padres o mediante la colaboración de profesionales.
 
 
 

Estímulos externos visuales o auditivos

 
⇒    Lo importante en esta etapa del procesamiento de la información es que el niño con TDAH perciba adecuadamente el estímulo expuesto, sea visual o auditivo o ambos a la vez. Para conseguir esto, los padres tienen que estar situados en una habitación con mucha luz, los objetos visuales tienen que ser grandes y los auditivos, precisos y claros.
   
⇒    En caso de estímulos mediante ordenador, el propio programa consigue todos los efectos luminosos, de forma o las  diferentes tonalidades de los sonidos. En esta etapa los padres tienen que enseñar a los niños a fijarse bien en todas y cada una de las características del estímulo, en las diferencias frente a otros, en los pequeños detalles, etc…   TDAH: Consejos para rehabilitar las funciones cerebrales
   
⇒    Tienen que enseñar al niño con TDAH a ordenar, secuenciar y organizar los diferentes estímulos que conforma un conjunto de tal forma que el niño aprenda a integrar diferentes estímulos de una misma o varias modalidades sensoriales. También tienen que enseñarles a asociar diferentes estímulos que lleven a un proceso de integración multisensorial.
   
⇒    En esta etapa también es importante que el niño aprenda a dar un significado nominal y funcional a los diferentes estímulos que está recibiendo.  Esta es una etapa donde la precisión en el reconocimiento de los estímulos genere procesos bottom-up adecuados a un buen análisis posterior por parte de las estructuras centrales del cerebro. Se les pueden presentar a los niños dibujos con múltiples figuras similares y tiene que elegir aquella que es igual a otra o que sea diferente, lo mismo se puede hacer de forma más fácil con colores o con letras o números.

 

   

Rehabilitación de la ejecución de tareas

 
TDAH en el niño: Estímulos externos visuales o auditivos   Este tipo de rehabilitación cerebral se basa en el sistema de salida de la información. Tenemos que enseñar al cerebro del niño con TDAH a desarrollar programas anteriores a la propia ejecución del movimiento mediante la reflexión y visualización de cómo se va a realizar el movimiento antes de la ejecución. En segundo lugar, se debe enseñar a realizar adecuadamente la tarea motora de forma correcta y precisa.

Por ejemplo, los padres han de enseñar al niño a realizar incluso conductas motoras muy simples de forma correcta, desde apretar un botón hasta coger bien la cuchara para comer. La corrección en los procesos de ejecución motora son importantes para que el niño con TDAH adquiera más habilidades motoras que le permitan llevar a cabo funciones cada vez más complejas.
     
     
  Existen muchos ejercicios para rehabilitar la ejecución de tareas, como seguir laberintos, identificar objetos dentro de imágenes complejas, seguir una línea con curvas desde un punto a otro, seguir una línea entre dos líneas horizontales sin tocarlas... Sin embargo, los mejores ejercicios para niños con TDAH son aquellos en los que se sincronizan los estímulos visuales y auditivos con los motrices.  
     
     
     
Tomás Ortiz Alonso. Catedrático del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica.
Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid