Dieta para alérgicos a la leche de vaca
 
 
 Dieta alérgicos leche de vaca
 

 

    PUBLICIDAD
    Natalben desarrollo
   
   

Niños con TDAH: déficits neuropsicológicos

Los golpes en la cabeza, más peligrosos para los hiperactivos

 

Niños con TDAH   Se ha avanzado mucho en la investigación de los trastornos neuropsicológicos asociados al trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y su relación con disfunciones alteraciones cerebrales.

Los estudios neuropsicológicos indican que existe una gran disminución del rendimiento intelectual en niños con TDAH.
 
Tomas Ortiz Alonso
Catedrático Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica
Facultad de Medicina. Universidad Complutense de Madrid
     
 
 

Destacan déficits en procesos tan importantes para el aprendizaje escolar como:

   
La atención, focal y sostenida.
   
La capacidad de poder cambiar dicha atención de modo adaptativo y de esa forma resistir a la perseveración de conductas.
   
La capacidad para ejecutar adecuadamente la conducta motora.
   
La capacidad para codificar y sostener la información mediante la memoria de trabajo.
   
La capacidad para estimar el tiempo.
   
Y muy especialmente la capacidad para inhibir respuestas y resistir a la impulsividad.
       
 
 
La neuropsicología ha aportado resultados concreto, específicos y objetivos del TDAH que no tienen porqué coincidir con valoraciones de padres o profesores, quienes no reflejan el estado de las funciones neurocognitivas.
 
 
 

Disfunciones cognitivas y traumatismos craneoencefálicos en niños con TDAH

 
Los traumatismos craneoencefálicos (TCE) tienen una enorme importancia en el desarrollo cerebral y cognitivo de cualquier niño, por lo que los padres tienen que vigilar de cerca lesiones que puedan tener su hijo como consecuencia de golpes o lesiones en la cabeza.

Si esto es importante en niños sin ningún tipo de déficit, en niños con TDAH la incidencia en el desarrollo y agravamiento de las funciones cognitivas es mucho más manifiesta.

La combinación de TDAH y traumatismos craneoencefálicos disminuye el tiempo de reacción frente a niños con TDAH y con TCE por separado. Es decir, los niños con traumatismos de este tipo y TDAH combinado muestran mayores alteraciones cognitivas y conductuales y, además, existen estudios que demuestran que los traumatismos craneoencefálicos en niños aumentan el riesgo de tener posteriormente TDAH.

Los resultados de este tipo de estudios arrojan una duda razonable y es si el traumatismo craneoencefálico es consecuencia o causa del TDAH o viceversa.
  Niños con TDAH: Disfunciones cognitivas
     
     
     
  En este sentido se llevó a cabo un estudio en el que se comprobó que los niños con trastorno de déficit de atención con hiperactividad pueden identificar los peligros como cualquier otro niño normal pero no tienen la misma conciencia a la hora de evaluar el riesgo que puede suponer para ellos: por ello, tienen mayores probabilidades de padecer más lesiones.  
     
 
 
Los resultados de las investigaciones demuestran que cuando las lesiones afectan a estructuras cerebrales frontales medias y orbito frontales los resultados son devastadores, tanto en la esfera conductual como cognitiva, en niños hiperactivos. Es por este motivo que los padres deben tener mucho cuidado y control sobre los niños con TDAH, evitando en todo momento juegos o situaciones que puedan poner en peligro su integridad física, principalmente en lo que se refiere a los golpes en la cabeza.
 
   
   

Asociación de disfunciones cognitivas con áreas cerebrales en niños con TDAH

   
La mayoría de los niños TDAH no presentan traumatismos craneoencefálicos y sin embargo, manifiestan alteraciones neurofuncionales y neuroestructurales, que han sido asociadas con déficits congnitivos, conductuales y emocionales de estos niños. En este sentido varias estructuras cerebrales han sido asociadas con el trastorno de déficit de atención con hiperactividad.
 
Estructuras subcorticales como cerebelo y esplenio (región posterior del cuerpo calloso).
  Los resultados de diferentes investigaciones apuntan que las diferencias significativas en el esplenio del cuerpo calloso (comunicación nerviosa entre ambos hemisferios cerebrales) podrían estar asociadas con una disminución del cociente intelectual de estos niños.
     

Niños con TDAH: áreas cerebrales

Corteza frontal media.  
  Las alteraciones en esta región cortical del cerebro estarían asociadas con alteraciones de niños con TDAH en la inhibición de la respuesta ante situaciones de la vida diaria, dificultades en la toma de decisiones basadas en el refuerzo, déficits en el control de conducta motoras, déficits en la atención y en las funciones ejecutivas.  
   
Corteza parietal.
Los niños con TDAH tienen dificultades en orientar y mantener la atención visoespacial como consecuencia de alteraciones de alteraciones de esta área cerebral, sobre todo cuando se asocia con el hemisferio derecho.
       
Cíngulo anterior.    
  Parece tener una gran importancia en el desarrollo del TDAH, debido a que es una estructura cerebral implicada en la capacidad del niño para gestionar los conflictos e integrar los procesos inhibidores que necesitamos para regular la conducta humana
   
Núcleos estriados (zonas cerebrales afectadas: putamen, globo pálido y núcleo caudado).
  Las alteraciones de niños con TDAH en estas estructuras están asociadas con las redes neuronales responsables de los procesos atencionales voluntarios y dirigidos a un fin, las funciones ejecutivas, la toma de decisiones y la inhibición de la conducta. Estas funciones neuropsicológicas están deterioradas en niños con trastorno de déficit de atención con hiperactividad.
   
 

De lo expuesto podemos deducir que existen alteraciones específicas en áreas concretas del cerebro de niños con TDAH muy relacionadas con la atención, funciones ejecutivas y control de la conducta humana