Información en la que hay que fijarse al comprar un juego

Cómo reclamar cuando el juguete es defectuoso

 

     
  Conviene tomarse cierto tiempo para leer toda la información que aparece en el envoltorio del juguete porque nos proporcionarán datos, unos obligatorios sin los cuales no deberíamos adquirirlo, y otros orientativos como el modo de juego y otras sugerencias que nos ayudarán a la compra  
     
 
 
 

El marcado "CE"

Siempre ha de estar en el envase. Lo coloca el fabricante o importador y denota que dicho producto cumple con los requisitos de seguridad vigente. Es obligatorio.
 
 

El nombre del fabricante

También puede ser el de su representante oficial o el importador. Se deberá incluir en el juguete o en su embalaje su nombre y/o denominación comercial y/o la marca, así como su dirección postal de manera visible y legible. Se trata de información obligatoria que es aconsejable conservar para hacer cualquier consulta o reclamación en el futuro.
 
 

Indicación de peligro

El juguete puede ser peligroso para niños de una determinada edad como de 0 – 36 meses. Asociado a él siempre debe haber una explicación del motivo que origina esta restricción como "contener piezas de pequeño tamaño que pueden ser ingeridas o inhaladas".

  Juguetes infantiles:información
   

Distintivos de calidad

Ofrecen un valor añadido al juguete. Su calidad ha sido premiada o avalada por diferentes organismos.

 
 

Distintivos relacionados con el reciclaje

     
  El punto verde quiere decir que el envase está adherido a un sistema integrado de gestión (SIG) cuyo objetivo es recuperar los residuos de los envases para que sean reciclados.
     
  Este símbolo se usa para indicar que el envase es de materia reciclado reciclable. Puede aparecer en su interior el porcentaje de material reciclado que contiene.
     
  Triángulos que identifican el material que compone el envase para facilitar su posterior reciclaje. No es obligatorio pero recomendable. Cada serie de números que figura se asocia a un tipo de material.
     
 

Indicaciones sobre la edad aconsejada

Cada empresa tiene un logo o sistema para indicar esta información. No es obligatoria, pero en algunos casos será necesario especificar la edad mínima para evitar determinados riesgos. Orientan sobre si el juguete es adecuado para un niño de determinada edad. No obstante, estas indicaciones son orientativas y hay que tener en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo.
 
 
Más información: AIJU. Guía del Juguete. http://www.guiadeljuguete.com/
 
 
 

Reclamación sobre juguetes: cuando hay problemas

 

 
  Puede ocurrir que el juguete que hemos comprado esté defectuoso, sea inseguro o que incumpla las expectativas como consecuencia de una incorrecta publicidad, información o etiquetado del producto. Si surge un problema lo mejor es intentar solucionarlo en el punto de venta.

Para ello el ticket de compra, el juguete, sus instrucciones y su envase son imprescindibles para realizar cualquier reclamación, así que a pesar de lo molesto que resulta mantener los embalajes de los múltiples juguetes que se regalan por estas fechas lo mejor es conservarlos hasta asegurarnos que todo está perfecto y que no hay razones para cambiarlo. Eso sí, los envoltorios de plástico deben retirarse del alcance de los niños para que no se conviertan en juguetes peligrosos.

Si no encontramos solución, hay que informar tanto al fabricante como a las autoridades públicas. Podemos acudir a las OMIC, oficinas municipales de información al consumidor, o solicitar un arbitraje de consumo.
   
 
 
Charo Barroso