PUBLICIDAD
    Natalben desarrollo
   
   

Crianza positiva: cómo mejorar la conducta de niños de 9 a 11 años

Los amigos marcan el comportamiento de los preadolescentes

 
La tarea de educar niños de entre 9 y 11 años de edad puede llegar a ser agotadora y difícil.

En el día a día los progenitores se enfrentan a mil y una preocupaciones.
 
 
     
  A ese ritmo frenético se añade la crianza de los hijos, que ponen a prueba tu carácter constantemente. E inevitablemente surgen los enfados. ¿Si no te controlas tú, cómo vas a controlarles a ellos? Algunos estudios han demostrado que abordar su educación con calma, sin recurrir a la ira ni los castigos, revierte en beneficio de ellos, logran ser más disciplinados, reflexivos y, en definitiva, se sienten mejor. Es lo que se llama crianza positiva, un tipo de disciplina basada en la firmeza y el afecto.  
     
   
   
   

Niños de 9 a 11 años: la importancia de los amigos

     
A partir de la preadolescencia los amigos cobran cada vez más importancia. Sus compañeros le influyen en gran medida.

Esa relación sería un poco el reflejo de lo que sucederá cuando llegue al ámbito laboral. Si se rodea de niños malos estudiantes, puede verse influido y tampoco rendir lo suficiente.

De ahí que te asegures de que sus amigos del colegio valoren el aprendizaje. Además, descarta que alguno de sus compañeros le rechace o ridiculice, porque podría provocarle complejo de inferioridad.
  preadolescentes niños de 9 a 11 años
   
     
     
     

Preadolescentes: la comunicación en la familia es la base

 
Desde la niñez, habla con tu hijo de cualquier tema, incluso de los más incómodos. Y escúchale. Es la mejor manera de que en la adolescencia te cuente sus inquietudes y adquiera la confianza suficiente para contarte sus problemas y, por tanto, podrás ayudarle a resolverlos. Los hábitos de comunicación deben empezar a una edad temprana. Las investigaciones muestran que los niños de familias que abordan temas difíciles desde pequeños, como el sexo o la muerte, son más propensos a consultar a sus padres cuando llegan a adolescentes.

 

   
  Una buena forma de fomentar la comunicación es celebrar de forma periódica reuniones familiares. En ellas intercambia pensamientos, discute temas de interés para la familia (discusiones entre hermanos, horarios, etc.). Todo el mundo habla y escucha. Para amenizar la charla y estimular la participación de los niños, dales alimentos que les encantan como una pizza o asigna roles (moderador, presentador...).
   
   
   
   

Alimentación sana, ejercicio y límites a dispositivos electrónicos

     
     
Alimentación sana niños 9 a 11 años   Para el desarrollo saludable, procura que su alimentación incluya frutas y verduras y limita su ingesta de alimentos preparados, grasos o con alto contenido de azúcar.

También es fundamental que se ejercite al menos tres veces a la semana con tres tipos distintos de actividad (aeróbica, fortalecimiento muscular y de los huesos).

Y, por supuesto, que el niño use menos la consola y limite el tiempo frente a la TV, el ordenador, la tableta o el reproductor de música, excepto si necesita alguno de estos aparatos para realizar las tareas escolares, algo cada vez más frecuente. Los expertos recomiendan que los usen 1 o 2 horas al día como máximo.
     
     
     
   

Niños de 9 a 11 años: seguridad casa y en el coche

 
     
  A medida que se incrementa su independencia, también puede aumentar su exposición a los peligros. De ahí la importancia de que sepas en todo momento dónde se encuentra y si está con algún adulto. Esto te facilitará su búsqueda cuando quieras que vuelva a casa. Si llega antes del colegio que los padres del trabajo, explícale las reglas que debe respetar cuando se encuentre solo en la vivienda.  
     
  En el coche, siempre con su silla o cojín elevador. Elige un modelo en función de su estatura, peso y edad. Los mayores de l2 años o los que superan los 1,35 centímetros de altura pueden llevar solo el cinturón de seguridad. Aunque lo recomendable es que hasta los 1,50 centímetros de estatura sigan utilizando un sistema de retención infantil.  
     
 
 

Marta Villalba