Tratamiento del asma en el niño

Tipos de tratamiento para la enfermedad asmática

 

El objetivo principal del tratamiento del asma en el niño es conseguir que pueda llevar una vida normal sin síntomas y sin restricciones. Esto es lo que llamamos asma bien controlada. Aunque no se llegue a una curación, sí se debe conseguir que el niño tenga una vida normal, libre de crisis, sin síntomas nocturnos, sin faltar al colegio  y con buena tolerancia a los esfuerzos físicos y al ejercicio. Todo esto, con la mínima medicación posible y evitando sus posibles efectos secundarios.
 
 
 

Cómo es un bronquio inflamado

 
Asma infantil: bronquio normal   Asma infantil: bronquio inflamado
Bronquio normal   Bronquio inflamado
 
   
El bronquio se contrae y se estrecha, como muestra el dibujo de la izquierda, por alguna causa tabaco, infecciones frío o la acción de alergenos. En realidad, el asma es una inflamación crónica de la vías respiratorias, es decir, los bronquios están inflamados y se llenan de moco. Para empeorar esa inflamación se van a producir reagudizaciones o broncoconstricción: los bronquios se contraen y se estrechan.
   
Como contraste, el bronquio de la imagen derecha se muestra descongestionado, por lo que la vía aérea está completamente abierta. La comparación de ambos bronquios ilustra claramente el proceso de generación del asma.
   
 
 

En todos los casos y para todos los pacientes el tratamiento del asma debe ser integral; se debe abordar en tres campos de actuación:

 
Información y formación  al paciente y su familia sobre las características de la enfermedad.
   
Control medio-ambiental, lo que incluye la eliminación o disminución de alérgenos e irritantes, entre ellos el tabaco.
   
Tratamiento farmacológico (con medicamentos): en la fase estable y en las crisis.
   
   
     
  Ya que el asma es una enfermedad crónica de tipo inflamatorio que se acompaña de crisis agudas, el enfoque para su tratamiento debe contemplar dos aspectos distintos:  
     
  1.- Tratamiento de las crisis agudas en el caso de que estas aparezcan.  
     
  2.- Tratamiento de fondo de la inflamación bronquial crónica que es útil también para prevenir las crisis agudas.  
     
 
 
Santiago Rueda Esteban. Unidad de Neumología infantil.
Hospital Clínico San Carlos (Madrid)