Surfactante pulmonar en el feto: Qué es y para qué sirve

Factores que afectan al desarrollo pulmonar en el útero

 
Otra circunstancia necesaria para la adaptación del aparato respiratorio a la vida extrauterina es la aparición en los alvéolos fetales de la llamada sustancia surfactante. La presencia de este factor surfactante en los alvéolos pulmonares es imprescindible para la adaptación a la vida extrauterina. El surfactante es una sustancia que reduce en forma significativa la tensión superficial dentro del alvéolo pulmonar, previniendo el colapso durante la espiración.
 
Todos sabemos que para inflar un globo, es necesario realizar mucha más fuerza cuando el globo está totalmente desinflando, que posteriormente cuando ya está parcialmente inflado.
 
 
 
Ésta es la misión de la sustancia surfactante alveolar, impedir que el "globo alveolar" se deshinche completamente y se colapse durante la espiración, consiguiendo que siempre se mantenga un resto de aire residual. Así, la fuerza necesaria para que se vuelva a distender en la siguiente inspiración será mucho menor, y por tanto el esfuerzo respiratorio disminuye. En caso de que no existiera el surfactante, los alvéolos se colapsarían en cada espiración y requeriría un esfuerzo respiratorio que sería imposible mantener.
 

 

Esta sustancia está formada en un 80 por ciento de fosfolípidos, siendo el componente predominante la dipalmitoilfosfatidilcolina. Esta distancia ha demostrado experimentalmente su capacidad de mantener la tensión superficial (sustancia tensoactiva), no es capaz de actuar así, en vivo, sino que requiere de otros componentes del surfactante (azufre) las proteínas y otros lípidos para que se produzca su acción en el alvéolo pulmonar.
 
El factor surfactante se produce en los neumocitos tipo II del alvéolo. Se almacena en los cuerpos lamelares, a modo de depósitos en el interior de la célula. Estos son transportados hacia el borde celular y eliminados por "exocitosis" a la capa líquida del alvéolo, donde se constituye en una monocapa de surfactante que disminuye la tensión superficial en la interfaz aire-líquido, reemplazando el agua en la superficie.
 
 
 

Importancia de la nutrición fetal

 
La malnutrición fetal parece disminuir los volúmenes pulmonares pero no la maduración de las vías aéreas. Estudios en animales muestran que la disminución en la nutrición fetal altera el proceso de desarrollo de los septos secundarios, con disminución del área de intercambio,  sin afectarse el tamaño final del alveolo.
 
Se cree que se produce menor depósito de elastina en las fases sacular y alveolar. Este hecho, sumado a que en el lactante desnutrido se forma menos masa muscular, aumenta la tendencia al colapso bronquiolar durante las infecciones respiratorias.
 
Estudios realizados en adultos, hijos de madres que sufrieron hambruna en el período 1944-1945, realzan la importancia de la adecuada nutrición intrauterina sobre el desarrollo pulmonar.
 
 
     
  Aquellos sujetos expuestos a malnutrición materna durante el segundo o tercer trimestre de la gestación tenían una incidencia mayor de enfermedades obstructivas de la vía aérea durante la adultez, sin encontrar datos de alergia o alteración en las pruebas de función pulmonar.  
     
 
 
 

Factores que afectan de modo adverso el desarrollo pulmonar

 
Prenatal
 
•    Reducción del espacio intratorático
  -   Alteraciones del diafragma: Hernia diafragmática
  -   Malformación adenomatoídea quística
  -   Secuestro pulmonar
  -   Enfisema lobar congénito
  -   Derrame pleural
  -   Desórdenes esqueléticos
     
•   Disminución de los movimientos respiratorios fetales
  -   Anomalías neurológicas: distrofias musculares congénitas
  -   Defectos de la pared abdominal anterior
  -   Drogas: tabaco
     
•    Reducción del volumen de líquido amniótico (oligohidoamnios)
  -   Producción disminuida
  -   Pérdida de líquido amniótico (rotura prematura de membranas)
     
Postnatal
 
-   Prematuridad
-   Drogas: Humo tabaco ambiental
 

 

     
     
  Causas del parto prematuro  
     
  Enfermedades maternas  
  -   Infecciones, cardiopatías, hipertensión, problemas hepáticos o renales, etc.  
       
  Alteraciones obstétricas y ginecológicas  
  -   Infertilidad, embarazos muy seguidos, amenaza de aborto en el primer trimestre  
  -   Rotura prematura de membranas, infección en el líquido amniótico  
  -   Alteraciones del cuello del útero, mioma uterino, traumatismos  
  -   Placenta previa o desprendimiento precoz de placenta  
  -   Eclampsia o preeclampsia  
     
  Causas sociales  
  -   Nivel socioeconómico deficiente, trabajo físico intenso  
  -   Consumo materno de tabaco, alcohol, drogas; intoxicaciones  
  -   Embarazo no deseado  
  -   Traumas psíquicos; Estrés  
  -   Deficiencias alimentarias  
       
  Otras  
  -   Edad inferior a 20 años o superior a 40  
  -   Parto prematuro habitual  
       
  Causas fetales  
  -   Embarazos múltiples  
  -   Malformaciones congénitas o alteraciones cromosómicas