Medidas útiles para evitar síntomas en asmáticos

La familia de niño asmático tiene que cuidar al máximo su entorno

 
Una vez conocido que un alérgeno interviene como desencadenante de asma, la mejor estrategia es evitar o reducir su exposición a ellos, siempre que sea posible. En ocasiones hay alérgenos que no se pueden evitar o reducir, y síntomas de asma que no se controlan bien. En estos casos conviene consultar al médico acerca de la posibilidad de recibir una serie de vacunas contra la alergia; es lo que se conoce como inmunoterapia.
 
 

Medidas de prevención para alérgicos al polen

 
Es necesario conocer la época de polinización del alérgeno responsable del asma, porque deberán evitarse las actividades al aire libre en los días u horas de mayor presencia del polen en el ambiente.

Conviene consultar los medios de comunicación  (internet, radio, televisión…) que informan de los niveles diarios de polinización. De noche es mejor cerrar las ventanas de la casa para evitar para evitar corrientes de aire con el polen en suspensión. Es conveniente viajar con las ventanillas del coche cerradas, utilizando filtros para pólenes en el aire acondicionado.
  Alérgicos al polen: medidas de prevención
     
     

Medidas de prevención para los alérgicos a los ácaros del polvo

 
Los pacientes con alergia a los ácaros del polvo pueden intentar disminuir la exposición con medidas de limpieza especiales (fundas para el colchón, aspiradores con filtros específicos y purificadores de aire). Estas medidas, aunque no consiguen eliminar  los ácaros, disminuyen su número y pueden ayudar al control del asma. Son las siguientes:
 
•    Usar fundas antiácaros para el colchón y la almohada.
   
•    Retirar elementos que acumulen polvo: libros, peluches…
   
•    Lavar una vez por semana la ropa de cama, juguetes de peluche, mantas y cortinas con agua caliente a más de 60ºC.
   
•    Mantener una temperatura ambiental baja (18-20ºC) y una humedad interior de la casa por debajo del 50 por ciento.
   
•    Retirar alfombras, moquetas y cortinas gruesas.
   
•    Ventilar suficientemente la casa, sobre todo el dormitorio.
   
•   Limpiar el polvo frecuentemente con bayeta húmeda. Es preferible utilizar la aspiradora en lugar de barrer pero, si no es posible, al menos que el niño no esté presente durante la limpieza.
   
   

Medidas de prevención para los alérgicos a los epitelios de animales


 
  Alérgicos a los animales: medidas de prevención •   Deberán evitar convivir con animales y evitar ambientes donde pueda haberlos. Al retirar el animal del domicilio, se debe realizar una limpieza a fondo, sin que esté presente la persona alérgica. Aún así, pueden persistir niveles altos de alérgeno durante 4 a 6 meses.
     
  •   Si se ha estado en contacto con animales, cambiarse de ropa antes de entrar en la casa y lavar la ropa.
     
  •   A veces eso resulta muy difícil porque el animal es como un miembro más de la familia o hay contactos repetidos con animales que no son propiedad de la familia. Como mínimo, se debe mantener a la mascota fuera de la cama y del dormitorio y retirar las alfombras y cobertores de tela de los muebles para disminuir la carga de alérgenos. Ventilar durante varias horas el domicilio y lavar con asiduidad al animal para reducir la carga de antígenos que desprende.
       
       

Medidas de prevención para los alérgicos a los hongos o mohos

 
•   Los hongos o mohos predominan en lugares cálidos y húmedos. Es aconsejable disminuir la humedad ambiental por debajo del 50 por ciento, evitar humidificadores y limpiar periódicamente los filtros del aire acondicionado, así como utilizar pinturas antihongos en las humedades de las paredes. Se deben ventilar y limpiar sótanos, baños, cocinas para impedir crecimientos de hongos.
   
•   Se pueden limpiar hongos con lejía en solución al 5 por ciento y reparar todas las tuberías con fugas.
   
•   Se debe evitar el contacto en exterior con hojas o madera en descomposición. No se deben tener muchas plantas en el interior, ya que la tierra húmeda promueve el crecimiento de hongos.
   
•   No existen medidas para evitar los hongos ambientales.
   
 

Medidas de prevención para los alérgicos a las cucarachas

 
•   Para no atraer a estos insectos deben mantenerse los alimentos protegidos y fuera del dormitorio.
   
•    Se sacará la basura de la casa diariamente.
   
•    Conviene evitar insecticidas químicos y utilizar venenos como el ácido bórico. Si se usa insecticida, no conviene hacerlo cuando la persona con asma esté en casa.
   

 

Medidas de prevención para evitar las infecciones respiratorias

 
La clave está en prevenir las enfermedades:
 
•    Debe evitarse contacto con personas con resfriados o gripe.
   
•    El lavado de manos previene la propagación de gérmenes y de los resfriados. Se utilizarán pañuelos desechables.
   
•    La vacuna contra la gripe una vez al año en el otoño, puede ser conveniente para algunos niños con asma, No evita los catarros comunes pero si un cuadro gripal que puede desencadenar una crisis grave. Consúltelo con su médico.
   
   
   

Medidas de prevención para evitar los irritantes transportados por el aire (contaminantes del aire, humo de tabaco, olores penetrantes)

 
 
   
La mejor estrategia es evitarlos siempre que sea posible. Para ello, conviene informarse de las alertas de contaminación y estar preparado para poner en marcha el tratamiento si fuera necesario. No se debe permitir que nadie fume en el entorno del niño y se deben evitar los perfumes o productos pulverizables. Si hemos pintado recientemente nuestro hogar , debemos evitar permanecer en la casa durante unos días.  
   
   
Santiago Rueda Esteban. Unidad de Neumología infantil.
Hospital Clínico San Carlos (Madrid)