Complicaciones de la sinusitis en niños

Consejos para mejorar la inflamación de la mucosa

Las principales complicaciones de la sinusitis están relacionadas con las órbitas de los ojos y con el cráneo:
 
-    Óculo-orbitarias: generalmente secundarias  a etmoiditis.
-    Craneales (mastoiditis) y endocraneales (abscesos cerebrales)
   
Actualmente con las medidas terapéuticas adecuadas, tratando a tiempo a un niño con sinusitis, el pronóstico es bastante bueno y satisfactorio y las complicaciones no deberán presentarse.
 
 
 
   
   
 

Signos que alertan de complicaciones en la sinusitis

     
  -    Presencia de dolor ocular coincidiendo con los movimientos oculares.
  -    Caída de uno de los párpados (ptosis) o exoftalmos (ojos saltones).
  -    Limitación de la motilidad ocular.
  -    Visión doble (diplopía) y pérdida de visión.
  -    Cefalea intensa brusca que impide la conciliación del sueño y que no responde al tratamiento con analgésicos.
  -    Náuseas y vómitos con rigidez de nuca.
  -    Disminución del nivel de conciencia.
  -    Otalgia y enrojecimiento retroauricular, detrás de los pabellones auriculares.
     
     

 

 

     
  La presencia de complicaciones de sinusitis es criterio de ingreso y el tratamiento más habitual es antibiótico intravenoso. En los casos que evolucionan peor puede proponerse una intervención quirúrgica posterior en algunos casos.  
     
 
   
   
   

Aliviar síntomas de la sinusitis en niños

 
Los objetivos del tratamiento son aliviar los síntomas y reducir el riesgo de complicaciones y sinusitis crónica.
 
Medidas generales contra la inflamación de la mucosa
 
•    Su hijo debe descansar, en especial mientras tenga fiebre. El descanso ayuda al cuerpo a combatir las infecciones.   Complicaciones de la sinusitis en niños
   
•    Deben administrarse abundantes líquidos: agua, zumos o leche para reducir el acúmulo de secreciones en el interior de los senos paranasales y limitar el riesgo de sobreinfección bacteriana y, por tanto, la aparición de sinusitis.
   
•    No se debe fumar en presencia del niño ni en ningún lugar del domicilio, por el peligroso riesgo del tabaquismo pasivo o de segunda mano.
     
•    Se puede utilizar un humidificador para ayudar a mejorar la calidad del aire en el dormitorio del niño. Esto puede ayudar a aliviar la congestión nasal.  
   
•    Se recomiendan lavados nasales con suero salino fisiológico para favorecer el drenaje de las secreciones. Se recomienda utilizar un aerosol nasal de solución salina (suero fisiológico o solución hipertónica de agua de mar),  para diluir la mucosidad nasal y arrastrar y lavar el moco, y un aspirador nasal para succionar la mucosidad y sacarla de la nariz de su hijo. También nos permitirá humedecer la  piel de la nariz que esté irritada y sensible al tacto.
   
•    Las enfermedades de la nariz determinan un empeoramiento de las enfermedades de las vías respiratorias  bajas, o incluso un mayor riesgo de padecer estas afecciones, por lo que el tratamiento de la inflamación de la mucosa nasal puede repercutir en un mejor control de las enfermedades de la vía respiratoria.
   
•    Los descongestionantes nasales o la aerosolterapia en general son poco efectivas. Los descongestionantes tópicos (fenilefrina o clorhidrato de oximetazolina) no son recomendables  en la sinusitis aguda.
   
   

 

Dr. Santiago Rueda Esteban
Servicio de Pediatría. Unidad de Neumología infantil
Hospital Clínico San Carlos (Madrid)