Cómo se produce el asma en el niño

Causas de la enfermedad asmática: la alergia, factor clave

     
Asma en el niño   El fenómeno que interviene de manera fundamental en la reacción asmática en el niño es la obstrucción bronquial. La obstrucción y disminución del calibre bronquial se produce por tres circunstancias:
 
-    Espasmo de la musculatura bronquial (broncoespasmo).
-    Inflamación y edema (retención de líquido) de la mucosa del bronquio
-    Aumento de las secreciones bronquiales.
   
En el asma están obstruidos los bronquios principales y los bronquiolos periféricos. Pero generalmente durante un ataque los bronquiolos son los primeros en obstruirse y los que más tarde se recuperan.
   
   
   

Consecuencias de la obstrucción bronquial

 
Estos trastornos conducen a una situación de estrechamiento de la vía aérea en los bronquios principales y periféricos, que provoca diversos cambios en la función pulmonar consistentes en:
 
•   Disminución del aire que llega al alvéolo.
•   Atrapamiento de aire en los alvéolos y vías aéreas pequeñas por la dificultad de expulsarlo a través de una luz bronquial muy estrecha.
   
En un primer momento, cuando comienza a obstruirse la vía aérea, aumenta la frecuencia respiratoria y la ventilación alveolar manteniéndose los niveles de oxígeno. En una segunda fase, la progresiva obstrucción bronquial requiere aumentar el trabajo muscular respiratorio, aunque, puede no ser suficiente para conseguir un buen intercambio de gases y se produciría la caída del oxígeno sanguíneo.
 
 

Causas del asma infantil

 
En los niños con asma existen múltiples factores que pueden desencadenar la obstrucción bronquial, como por ejemplo:

 

   
- Infecciones, principalmente víricas.
- Alérgenos (sustancias capaces de desencadenar una reacción alérgica). Los más frecuentes en el niño son los inhalados: polvo doméstico, ácaros, hongos, pólenes y epitelio de animales; en segundo término están los de origen alimentario (leche, huevo, pescados, legumbres...).
- Esfuerzo.
   

 

•  La causa más frecuente del asma es la alergia
 
Desde hace tiempo se reconoce una asociación entre el asma y la alergia. La reacción alérgica en las vías aéreas es importante por dos razones: puede provocar una reacción inmediata, con obstrucción bronquial, o bien precipitar una reacción obstructiva bronquial tardía varias horas después de la exposición.
 
La respuesta bronquial retardada puede persistir durante varias semanas o más, después de una única exposición al alergeno por la inflamación y, tal vez, el daño producido  en las vías aéreas.
 
En los lactantes, las infecciones respiratorias víricas son el principal factor desencadenante del asma. Los alergenos desempeñan un papel menos importante en este grupo que en otros grupos de edad, debido a que tarda un tiempo en desarrollarse la sensibilidad alérgica.
 
En los preescolares y escolares, los estudios en niños con asma sugieren que la alergia influye en la persistencia y severidad de la enfermedad. Varios autores han descrito que la severidad del asma infantil se correlaciona con el número de pruebas cutáneas positivas inmediatas. Los niños con pruebas cutáneas positivas múltiples son también más propensos a tener asma continuo más que intermitente, posiblemente debido a la presencia de un proceso inflamatorio alérgico crónico. Los alérgenos importantes en niños después de la lactancia parecen ser los que actúan por inhalación.