Asma: cómo utilizar los inhaladores

Normas para usar correctamente las cámaras contra el asma

Cada uno de los inhaladores  posee unas instrucciones específicas para su uso que deben ser seguidas fielmente para asegurarse de recibir el máximo beneficio de la medicina.
 
 
   

Instrucciones para usar un dispositivo MDI con cámara en niños

   
  Niños hasta cuatro años: MDI +
Cámara con mascarilla facial
  Niños mayores de cuatro años: MDI +
Cámara con boquilla
 
         
 

Retirar la tapa del MDI

Insertar el MDI en el extremo de la cámara espaciadora

Agitar bien el MDI antes de cada aspiración para mezclar el gas con el medicamento.

Colocar la mascarilla sobre la boca y nariz del paciente, con el inhalador en posición vertical, manteniendo la máscara sellada sobre la cara.

Presionar el envase del MDI para liberar un "puff "de medicamento

Dejar que respire tranquilamente entre 3 y 6 veces comprobando que la válvula de la cámara se mueve ese número de veces.

Repetir nuevamente los pasos para cada inhalación.


 

 

Retirar la tapa del MDI.

Insertar el MDI en el extremo de la cámara espaciadora.

Agitar bien el MDI antes de cada aspiración para mezclar el gas con el medicamento.

Exhalar.

Colocar la boquilla en la boca entre los dientes, manteniendo el inhalador en posición vertical y cerrando los labios alrededor de la boquilla.

Presionar el envase del MDI para liberar un "puff" de medicamento

Respirar suavemente y en profundidad hasta llenar los pulmones.

Mantener la respiración 10 segundos

Retirar la boquilla de la boca y exhalar. suavemente. Esperar un minuto y repetir los pasos para cada inhalación.

 
         
 
 
   
   

Instrucciones para usar un dispositivo de polvo seco (DPI)

   
  Dispositivos de polvo seco: turbuhaler, accuhaler, novolizer, aerolizer  
     
 

Cargar el dispositivo según las instrucciones del fabricante.

Espirar profundamente, con el inhalador alejado de la boca.

Colocar la boquilla entre los labios.

Inspirar fuerte y sostenidamente.

Retirar el inhalador de la boca, aguantar al inspiración durante 10 segundos y espirar lentamente.

Cerrar el inhalador y enjuagar la boca al finalizar al inhalación.

 
     

 

 
Independientemente del dispositivo que se decida utilizar, deberá usarlo correctamente para que funcione. Y, como cualquier habilidad nueva, tiene que aprenderse y hay que asegurarse de que la técnica inhalatoria es correcta. En todas las revisiones será necesario que el médico o la enfermera  reevalúe que la técnica se está realizando de forma apropiada. El método de inhalación ha de ser elegido según la edad, las preferencias y las aptitudes del niño.
 
 
   

Método de inhalación según la edad del niño asmático

 
  Edad   Dispositivo  
         
  Niños hasta cuatro años  

Inhalador presurizado con cámara de pequeño volumen y mascarilla facial para niños menores de cuatro años.


Nebulizador tipo jet con mascarilla facial.

 
         
  Niños de cuatro a seis años  

Inhalador presurizado con cámara y boquilla.


Inhalador presurizado con cámara y mascarilla facial.

 
         
         
  Niños mayores de seis años  

Inhalador de polvo seco.

Inhalador presurizado con cámara. espaciadora con boquilla.

 
         
         
  Niños no colaboradores   Nebulizador.  
         
 
 
En los niños menores de cuatro años son los padres y/o tutores los que tendrán que encargarse de la correcta administración de la medicación. Entre los cuatro y seis años, los pequeños pueden ir aprendiendo la técnica inhalatoria, siempre supervisada por sus padres y/o tutores. Generalmente cuando el niño se acerca a la adolescencia puede ser autónomo para administrarse la medicación. De todas formas, todos los niños deben estar advertidos de que si se sienten mal y necesitan medicación nunca deben quedarse solos y informar de ello a un adulto.
 
 
 

Consejos para evitar olvidos en la medicación contra el asma

 
       
  La medicina debe ser parte de la rutina. Se debe intentar tomar las medicinas de control o preventivas a la misma hora todos los días. Se puede asociar la toma de la medicina a la misma hora  en que realizan otras actividades diarias (cepillarse los dientes, durante una de las comidas…)  
       
  Mantener la medicina a la vista, al lado del cepillo de dientes, o en la mesilla de noche junto al despertador. Ver la medicina le ayudará a recordar que debe tomarla.  
       
  En el caso de los niños pequeños, serán sus padres o responsables quienes se encargarán de administrar la medicación y, por tanto, recurrir a este tipo de consejos para evitar olvidos en la administración de la medicación.  
       
  Si alguien toma la medicación que el médico ha indicado y no resulta bien, puede ocurrir que en verdad no la esté tomando (olvidos frecuentes) o que la tome de forma inadecuada porque no sabe emplear correctamente el dispositivo donde va el medicamento o porque el dispositivo está vacío. Por eso el médico/educador debe comprobar que hace bien la toma del medicamento. Los niños y sus padres y/o educadores deben conocer cómo funcionan y como se administran correctamente los dispositivos para la administración de la medicación.  
       
  La medicación para el asma no necesita condiciones especiales de conservación. Solamente debe ser un lugar seco y accesible solo para los adultos, como debe ocurrir con cualquier tipo de medicación. Si el niño es ya mayor, puede administrarse él mismo la medicación aunque siempre debe haber un adulto al corriente por si la utiliza en exceso o simplemente por si se encuentra enfermo y necesita ayuda.  
       
 
 
 
Santiago Rueda Esteban. Unidad de Neumología infantil.
Hospital Clínico San Carlos (Madrid)