Síntomas producidos por la alergia al pescado

Urticaria, asma o dermatitis son posibles reacciones alérgicas ante su ingesta

 

     
  La primera manifestación clínica de la alergia al pescado puede aparecer a cualquier edad, pero una significativa proporción de pacientes inician sus síntomas dentro de los dos primeros años, coincidiendo con la introducción del alimento en la dieta.  
     
 
 
Se han descrito reacciones alérgicas a pescado en niños alimentados exclusivamente con lactancia materna, lactando el niño después de que la madre hubiese comido pescado. En niños las primeras manifestaciones después de la introducción del pescado son, probablemente, debidas a sensibilizaciones en respuesta a alérgenos del pescado presentes en la leche materna, o alérgenos presentes en el ambiente del niño donde el pescado puede ser frecuentemente manipulado, cocinado o procesado. En el adulto, la exposición laboral puede favorecer su aparición.
 
La sintomatología, en los pacientes con alergia al pescado, es común a la de la alergia a otros alimentos. Los síntomas suelen aparecer de forma inmediata tras la ingestión, el contacto o la exposición a vapores de estos alimentos. A veces los pacientes refieren solo prurito orofaríngeo, pero los síntomas más frecuentes son la urticaria y el angioedema. También puede aparecer, asociados o aislados, síntomas digestivos (dolor abdominal, nauseas, vómitos, diarrea) y síntomas respiratorios (rinitis, conjuntivitis o asma). Los pacientes asmáticos tienen más riesgo de desarrollar reacciones graves. Pueden aparecer síntomas tras el contacto, casi siempre urticaria, y, en los individuos más sensibles, los síntomas pueden aparecer tras la exposición a ambiente con este alimento, sin llegar a tocarlo. El broncoespasmo tras la inhalación de vapores suele ser habitual en pacientes muy sensibilizados, sobre todo si se trata de pacientes asmáticos. Los individuos que manipulan habitualmente pescado pueden desarrollar urticaria, asma o dermatitis profesional. Las personas muy sensibles pueden llegar a desarrollar reacciones anafilácticas que llega a poner en peligro su vida.
 
 
 

Rechazo al pescado

 
Con frecuencia, los pacientes con alergia tiene rechazo al alimento, y lo mismo suele suceder con el pescado.

Sin embargo, el rechazo al pescado suele ser frecuente entre la población infantil, y cuando es síntoma de una verdadera alergia clínica, se acompaña de cualquiera de los síntomas anteriormente referidos tras la ingestión, el contacto o la exposición a vapores.

A veces el desarrollo de sintomatología precisa de factores coadyuvantes coincidentes con la ingestión de pescado, como el alcohol, los antiinflamatorios no esteroideos o el ejercicio físico.
  Síntomas producidos por la alergia al pescado