Diagnóstico de la alergia al huevo

La clara es la parte del huevo que más alergia produce

 

    Alergia al huevo
  •    Factores de riesgo   Alergia al huevo
  •    Diagnóstico  
  •    Síntomas  
  •    Tratamiento  
  •    Preguntas frecuentes  
     


 

La alergia al huevo afecta a un 0,5% y un 2,7% de la población general en los primeros años de vida. No obstante, la sensibilización al huevo en pruebas cutáneas y de laboratorio puede alcanzar hasta al 5% de esta población. Precisamente la alergia al huevo causa el 44% de las consultas alergológicas en menores de 5 años y de sólo el 10% en mayores de 5 años. En adultos, este tipo de reacción alérgicas puede darse en el 0,8% de las personas personas pero sólo la mitad de ellas presentan síntomas.
 
Los dos componentes del huevo, clara y yema, pueden provocar sensibilización alérgica. No obstante, la clara es la parte del huevo que más alergia causa por su mayor contenido proteico: en la clara de huevo han podido determinarse al menos 24 proteínas diferentes. El ovomucoide representa el 11% del total de su peso; la ovoalbúmina constituye el 54% de la clara; la ovotransferrina o conálbumina, un 12% del peso; la lisozima, el 3,5%, y la ovomucina, entre otras proteínas, representa el 1,5% de la clara.
 
En la yema se encuentran tres principales fracciones proteicas capaces de producir alergia. Los síntomas de la alergia por la ingestión de huevo son fundamentalmente cutáneos y suelen aparecer con la toma de huevo completo. No es rara la tolerancia previa a yema, que suele introducirse en la alimentación infantil antes y por separado de la clara, y casi siempre cocida. El tiempo que tardan en aparecer los síntomas en este tipo de alergia es el habitual en alergia alimentaria: menos de 60 minutos.
 
 
     
  En principio el diagnóstico de alergia a huevo debe basarse siempre, como para todos los alimentos, en una historia clínica y en un estudio alérgico.

Según las circunstancias, pueden hacer pruebas de provocación controladas en el hospital (ingerir pequeñas dosis del alimento en el hospital y comprobar la reacción).

Los test cutáneos que se pueden emplear pueden ser extractos comerciales de huevo completo, de clara y yema por separado, o de los alergenos más relevantes ovomucoide (OVM) y ovoalbúmina (OVA) u otros alérgenos sospechosos.
  Diagnóstico de la alergia al huevo
     


 

El huevo como alérgeno oculto

 
Puede encontrarse como alérgeno oculto en otros alimentos, en medicamentos y en cosméticos. Se emplea como componente fundamental en salsas y en repostería. También puede encontrarse en el vino, embutidos, patés, caramelos, bebidas, y un largo etc. Es además conocido el riesgo de su presencia en vacunas víricas cultivadas en embrión de pollo, como la triple vírica, la de la gripe, virus de la hepatitis A, etc.