El etiquetado de los productos para los alérgicos a los frutos secos

Saber leer las etiquetas que alertan sobre los alérgenos

En aplicación del "Principio de Seguridad Alimentaria", establecido en Reglamento (CE) No 178/2002. Principios y requisitos generales de la legislación alimentaria, se prohíbe comercializar alimentos "no seguros", y los operadores económicos tienen la obligación de advertir de la posible presencia de cantidades traza de dichos alérgenos en el etiquetado del producto, siempre que su proceso productivo no pueda garantizar su total ausencia.
 
 
 
Muchos productos alimenticios que contienen la siguiente leyenda
"puede contener trazas de frutos secos"
   
 
 
Esto ocurre porque la empresa fabricante de ese producto también fabrica otros que sí que contienen frutos secos. Como la maquinaria que se usa para algunos de los procesos, como por ejemplo la pulverización, es la misma, puede que algunas partículas queden adheridas y se mezclen con el producto que, en teoría, no debería contener frutos secos. Esta advertencia debe tenerse en cuenta y leer muy bien las etiquetas de los alimentos.
 
Aunque los alérgicos y sus familiares se quejan porque consideran que se utiliza ese término como una especie de ‘cajón desastre' para evitar responsabilidades, como denuncia Nuria Miguel, madre de una niña alérgica y miembro de la Junta directiva de Asociación Española de alérgicos a alimentos y látex AEPNAA: "Los productos no están bien etiquetados.
 
     
Las empresas fabricantes han encontrado una fórmula magistral para quitarse problemas de en medio y es etiquetar con la famosa frase:

‘En la fábrica donde se realiza este producto se usa huevo, frutos secos, pescado, crustáceos, apio, etc.'

o también con esta otra...

‘puede contener trazas de frutos de cáscara, cacahuete, soja, leche, etc.'.
  etiquetado de productos para los alérgicos a los frutos secos
     
     
Para que sea el consumidor final el que decida si consume o no consume el producto. Me gustaría que la etiqueta del producto indicara lo que realmente lleva. Nos evitaría tener que estar llamando a fabricantes para confirmar el etiquetado y poder consumir productos que seguramente sean aptos pero que por miedo no lo hacemos."
 
El tema de las trazas tanto en etiquetado como en el consumo es algo que sigue debatiéndose, según señala la doctora Belén de la Hoz, coordinadora del Comité de Alergia a Alimentos de la SEAIC. Esta experta asegura que en principio las reacciones alérgicas son inmediatas tras el consumo del alimento, por lo que es difícil no darse cuenta si hay reacción o no con trazas.