Celíacos: cómo hacer la compra y comer fuera sin gluten

Un intolerante al gluten se gasta 100 euros más al mes en comida

 

 
 
     
  Un 70 por ciento de los productos de un supermercado contiene gluten, según el cálculo de la Asociación de Celíacos de Madrid. Hacer la compra y tener en la cabeza la lista de los productos que se pueden consumir y los que se deben evitar resulta complicado, sobre todo cuando te acaban de diagnosticar la enfermedad.

Es muy importante mirar siempre las etiquetas y desechar los productos que no aportan suficiente información sobre sus ingredientes. Una gran ayuda son las listas de alimentos proporcionados por la Asociación de Enfermos Celiacos.

A la hora de hacer la compra, Israel Villalba, celíaco perteneciente a Federación de Asociaciones de Celíacos de España  FACE, confiesa que es bastante gourmet ,"así que me baso en los etiquetados y en nuestra `Biblia´, así le llamo yo a la publicación anual de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, sobre las marcas que aseguran sus productos sin un ápice de gluten".

La normativa española y europea obliga a identificar en el etiquetaje los alimentos que lleven gluten en su composición, por lo que es muy importante la lectura de la etiqueta del producto que se quiere adquirir.
  Celíacos: hacer la compra sin gluten
     

 

El doctor Luis Ángel Echeverría, vicepresidente de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica advierte de que "las medidas de precaución deben extremarse cuando se compran o ingieren  alimentos ya elaborados en los que no exista etiqueta con su composición y en los que puede encontrarse el gluten como alimento oculto". Por ello, hay que evitar al máximo productos precocinados, conservas...
 
 
 

Comer sin gluten es más caro

 
Seguir una dieta libre de gluten sale caro por el sobrecoste de los productos sin gluten. La FACE ha publicado el Informe de precios sobre productos sin gluten 2012 donde se refleja la diferencia de precios entre los productos sin gluten y los que sí lo contienen. La cesta de la compra de un celíaco respecto a la de otra persona que no tiene la enfermedad celíaca, aumenta en 31,77€ a la semana, 127,10€ al mes y en 1.525,18€ al año.
 
 
Celíacos: comer sin gluten   La diferencia de precios es especialmente notable en productos que contienen cereales, entre los que destacan el pan, las pastas alimenticias, las galletas o las harinas, que llegan a incrementar su precio entre 15 y 19 euros. El embutido y otros derivados cárnicos, además de productos como salsas, mermeladas, encarecen su precio entre 2 y 8 euros.  

 

Mar de Nova, de la Asociación de Celíacos de Madrid además de hacer hincapié en el elevado precio de los productos señala que hay que estar vigilante a la dieta, pero en el día a día no supone ningún problema. "En casa todos, incluido mi marido, comemos todas las comidas sin gluten, es más sencillo que realizar diferentes menús. Una vez que conoces los productos que no contienen gluten y cuáles sí, es muy sencillo adaptarlo". Aunque sí que se ha encontrado dificultades a la hora de cenar en algún restaurante, piensa que es por desconocimiento de la enfermedad porque la dieta es fácil de adaptar.
 
La Doctora Ribes Koknicks, del Hospital de la Fe de Valencia señala que "comer fuera de casa puede ser un problema. Aunque recuerda que actualmente los comedores escolares (especialmente en la Comunidad Valenciana) están informados y adaptados para ofrecer con garantías una dieta exenta de gluten." Esta experta, jefa del Servicio de Gastroentereología Pediátrica aconseja "seleccionar muy bien los platos y solicitar información a camareros o cocineros para no correr el riesgo de consumir gluten de forma oculta a través, de rebozados, espesantes o salsas".